Foto: Cubadebate

Una victoria del pueblo y la democracia en Brasil

El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, reiteró que su victoria en urnas es del pueblo y la democracia, y resulta hoy la de más consagración al derrotarse el autoritarismo y fascismo.

“Esa no es una victoria mía, no es solo una victoria del PT (Partido de los Trabajadores), fue una victoria de todas las mujeres y hombres que aman la democracia”, afirmó Lula en una abarrotada Avenida Paulista (Sao Paulo), donde se escucharon gritos de libertad, en medio de un arcoíris de banderas y consignas vociferadas hasta horas de la madrugada de este lunes.

Con voz muy ronca y casi apagada por los sucesivos discursos en los últimos días de campaña, el exsindicalista señaló que también se trata del éxito de aquellos que “resolvieron liberar a Brasil del autoritarismo”.

Reconoció que la tarea más esencial será “asegurar que cada niño, cada mujer, cada adolescente, cada hombre puedan todos los días tomar café, almorzar y cenar las calorías y las proteínas necesarias”.

Expresó esta “mitad preocupado” por no tener la confirmación de que el Gobierno actual facilitará el traspaso de poder. Generalmente, el presidente electo monta un gabinete de transición y cuenta con la colaboración del saliente para comenzar el nuevo mandato.

Lula manifestó asimismo que estaba “muy emocionado porque fue la guerra más difícil que enfrenté”, en alusión a los ataques contra su persona y fake news (noticias falsas) en la campaña electoral.

Remarcó que gobernará para todos. “Fui elegido para gobernar a 215 millones de brasileños (…) sin mirar si la persona es de derecha o de izquierda”.

Al lado del líder progresista, la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, afirmó que “como dijo el presidente Lula, ahora es un solo Brasil”.

Con casi el ciento por ciento de las urnas escrutadas, Lula recibió este domingo el 50,90% de los votos válidos y el mandatario Jair Bolsonaro, quien ambicionaba reelegirse por el Partido Liberal, obtuvo 49,10%.

Ambos políticos disputaron el balotaje al no lograr en el primer turno de sufragio del 2 de octubre la mayoría absoluta de votos, es decir, más de la mitad de válidos (excluidos blancos y nulos), como establece la legislación nacional para ser electo.

Medios periodísticos aseguran que aliados de Bolsonaro manifestaron que no pueden hablar con el presidente desde la definición de su descalabro ante Lula, quien informó desconocer si lo llamará para saludarlo por su victoria.

Las fuentes precisan que personas cercanas al excapitán del Ejército dicen que trataron de hablar con él, pero se les comunicó que el gobernante de tendencia ultraderechista se fue a dormir después de conocer el resultado de las urnas.

Punto final a una época e inauguración de otra

Foto: Cubadebate

El presidente electo Luiz Inácio Lula da Silva cumple hoy lo que prometió y 12 años después retorna a la principal silla del Palacio del Planalto, sede del Poder Ejecutivo en Brasil.

A los 77 años, pero con la energía de 30 como siempre certifica, Lula mantiene su condición de figura más importante de la izquierda brasileña, pese a que enfrentó una persecución jurídica y política sin precedentes, al ser condenado injustamente por supuestos actos de corrupción.

Cuando dejó la jefatura ejecutiva en 2010 quedó cincelado en la historia como el mejor presidente de Brasil y una acreditada marca de aprobación (87%).

Extirpó del Mapa del Hambre a la endemia inherente a la vida de su pueblo y, durante su gestión, unos 30 millones de compatriotas salieron de la pobreza, según datos oficiales.

Antes de poder regresar a la carrera por el poder, el maniobrado accionar de la desactivada operación judicial Lava Jato, encabezada por el otrora coordinador Deltan Dallagnol y el exjuez Sérgio Moro, resultó suficiente para apartar a Lula de las elecciones de 2018.

Lo anterior pavimentó el camino para el triunfo del mandatario de tendencia ultraderechista Jair Bolsonaro.

Desde el final de su prisión política de 580 días (7 de abril de 2018 al 8 de noviembre de 2019), el exjefe de Estado estuvo más de 20 veces en juzgados y puso al desnudo la lawfare (guerra jurídica) de la que resultó albo.

El popular político sufrió una avalancha de imputaciones en los tribunales, pero mostró más tarde la verdad libre de culpas y su inigualable pureza moral.

Luego que el Supremo confirmara el 23 de junio de 2021 que Moro actuó en casos judiciales con iniquidad, la defensa de Lula indicó que el dictamen era una victoria del derecho y el restablecimiento del debido proceso legal y de la credibilidad del Poder Judicial en Brasil.

El pasado año, la Corte Suprema derogó sus condenas y Lula recobró su elegibilidad, así como registró 26 impresionantes victorias judiciales en ese tribunal.

Después que fue redimido, el exsindicalista mantuvo por un tiempo en suspenso su candidatura, pero al colocarse en el ruedo rumbo a Planalto, como aspirante presidencial del Partido de los Trabajadores, puso en modo alianza su campaña electiva.

Buscó entonces construir un frente amplio progresista con actores de la tendencia centro para, unidos, cumplir el objetivo común de derrotar a Bolsonaro y al poder conservador imperante desde hace cuatro calendarios.

No hay mayor fuerza que la esperanza de un pueblo que sabe que puede volver a ser feliz, aseguró en la paulista sala Expo Center Norte, donde presentó el movimiento Vamos Juntos por Brasil, que reúne a partidos políticos y a movimientos sindicales y sociales.

Cuando sonó el disparo de arrancada de la campaña electoral en agosto, una avalancha de ataques de bolsonaristas (adeptos del exuniformado), desinformación y fake news (noticias falsas) enfilaron hacia Lula, quien reconoció que «casi fui enterrado vivo», al discursar en una abarrotada Avenida Paulista (Sao Paulo) tras el triunfo de este domingo en las urnas.

«Pensaban que me habían matado, pensaban que habían acabado con mi vida política, me destruyeron contando mentiras sobre mí y gracias a Dios estoy firme y fuerte, y amando otra vez», dijo con voz casi apagada ante una multitud que coreaba Lula volvió.

Por sexta ocasión, el extornero mecánico contendió en unas votaciones. Lo hizo en 1989, 1994 y 1998, y solo ganó en 2002, 2006 y ahora en 2022.

En la primera vuelta de consulta del 2 de octubre, Lula ganó con 48,43% de los votos válidos, mientras que el exparacaidista, quien codiciaba reelegirse por el Partido Liberal, tuvo 43,20%.

De manera muy cerrada, el hijo de la clase obrera volvió a ganar este 30 de octubre la segunda ronda con un 50,90% frente al 49,10% del exoficial Bolsonaro, quien durante cuatro años encabezó un gobierno corroído por crisis de todo tipo, corrupción, agresiones, violencia política y muchos discursos de odio.

Analistas políticos consideran que la pugna Lula-Bolsonaro pudo ser la batalla inconclusa de las justas comiciales de 2018 y el nuevo reto del obrero mandatario electo sería curar los enquistados males de la democracia brasileña con más democracia.

Líderes internacionales felicitan a Lula por su victoria, mientras Bolsonaro se mantiene en silencio

Foto: Cubadebate

Decenas de jefes de Estado y de Gobierno a nivel mundial han trasladado este lunes a Luiz Inácio Lula da Silva sus felicitaciones por su victoria en las elecciones presidenciales de Brasil ante el hasta ahora presidente del país, Jair Bolsonaro, que de momento no ha reconocido su derrota.

Desde Latinoamérica le han llegado a Lula múltiples mensajes de felicitación.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, ha compartido una publicación en su cuenta de Twitter en la que ha felicitado al candidato del Partido de los Trabajadores (PT) por hacerse con la presidencia de Argentina.

“¡Felicitaciones Lula! Tu victoria abre un nuevo tiempo para la historia de América Latina. Un tiempo de esperanza y de futuro que empieza hoy mismo. Acá tenés un compañero para trabajar y soñar a lo grande el buen vivir de nuestros pueblos. Después de tantas injusticias que viviste, el pueblo de Brasil te ha elegido y la democracia ha triunfado. Latinoamérica sueña”, ha expresado Fernández.

El mandatario mexicano, Andres Manuel López Obrador, también ha expresado su alegría por el resultado electoral. “Ganó Lula, bendito pueblo de Brasil. Habrá igualdad y humanismo”, ha escrito en una publicación en la misma red social.

En la misma línea se ha expresado el presidente de Chile, Gabriel Boric, que también ha celebrado la conclusión sacara de las urnas. “Lula. ¡Alegría!”, ha publicado. Mientras que el mandatario colombiano, Gustavo Petro, que ha escrito “Viva Lula” tras conocer los resultados.

Desde Venezuela, el presidente, Nicolás Maduro, ha celebrado la victoria “del pueblo brasileño”. “¡Que vivan los pueblos decididos a ser libres, soberanos e independientes! Hoy, en Brasil, triunfó la democracia. ¡Felicitaciones, Lula!”, ha manifestado Maduro a través de Twitter.

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, ha querido “saludar al pueblo brasileño por su contienda electoral democrática y felicitar al nuevo presidente electo, Lula, deseándole el mayor de los éxitos”.

Asimismo, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, ha instado a trabajar para lograr “un Mercosur más abierto”, mientras que el presidente peruano, Pedro Castillo, ha resaltado la victoria de Lula como algo “fundamental para la unidad de Latinoamérica”.

El presidente de China, Xi Jinping, llamó este lunes a Luiz Inácio Lula da Silva para felicitarle por su victoria en las recientes elecciones presidenciales de Brasil. Xi señaló que los dos países “comparten una amplia gama de intereses y responsabilidades comunes” y que la profundización de la cooperación mutuamente beneficiosa es de “interés fundamental” para ambas naciones y sus pueblos.

“Concedo gran importancia al desarrollo de las relaciones entre China y Brasil y estoy dispuesto a trabajar con el presidente electo Lula para planificar y promover un nuevo nivel de asociación estratégica integral entre China y Brasil desde una perspectiva estratégica y a largo plazo en beneficio de nuestros dos países y pueblos”, indicó el mandatario chino.

El presidente estadounidense, Joe Biden, ha recalcado en un mensaje en su cuenta de Twitter que se trata de un proceso electoral “libre, justo y creíble” y ha dicho estar “deseando trabajar junto a Lula para cooperar de cara a los próximos años”.

El primer ministro británico, Rishi Sunak, ha expresado su deseo de “trabajar en cuestiones que importan tanto a Reino Unido como a Brasil, temas que van desde el crecimiento de la economía global hasta la protección de los recursos naturales y la promoción de los valores democráticos”.

A ellos se ha sumado el canciller alemán, Olaf Scholz, que ha manifestado que espera una “mayor cooperación” con Brasil, especialmente “en cuestiones de comercio y protección del medio ambiente”.

Asimismo, el presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se han pronunciado para felicitar al político brasileño. Macron ha abogado por “unir fuerzas para hacer frente a los numerosos desafíos comunes y renovar el vínculo de amistad que comparten ambos países” ante una “nueva página de la historia de Brasil”, mientras que Trudeau ha recalcado que “el pueblo ha hablado”.

El primer ministro portugués, Antonio Costa, ha puntualizado que “ya ha tenido la oportunidad de felicitar calurosamente a Lula por su elección como presidente de Brasil”. “Espero nuestro trabajo juntos en los próximos años con gran entusiasmo, siempre a favor de Portugal y Brasil, pero también en torno a grandes causas globales”, ha indicado.

La Unión Europea ha centrado los primeros mensajes de felicitación a Lula en la disposición del bloque por avanzar en las relaciones con Brasil, lastradas en los últimos años por las diferencias con el Gobierno de Bolsonaro, cuyo rechazo a los acuerdos internacionales climáticos y sus políticas en la Amazonía, por ejemplo, frenaron todo avance para concluir el Acuerdo de Libre Comercio entre los 27 y Mercosur.

“Espero trabajar con usted para afrontar los retos globales urgentes, desde la seguridad alimentaria hasta el comercio y el cambio climático”, ha escrito la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en un mensaje en Twitter para celebrar la elección de Lula como presidente de Brasil.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, por su parte, ha aplaudido la celebración de unas elecciones “pacíficas y bien organizadas” y expresado su voluntad de colaborar y expresado su voluntad de colaborar “con el presidente Lula, su Gobierno y las nuevas autoridades del Congreso y del Estado”.

Borrell también recalca la asociación estratégica que existe desde hace largo tiempo entre la Unión Europea y Brasil, una relación “basada en valores compartidos y el respeto por la democracia, los Derechos Humanos y el Estado de derecho”.

“Estamos comprometidos a profundizar y ampliar nuestra relación con Brasil en todas las áreas de interés mutuo, incluido el comercio, el medio ambiente, el cambio climático y la agenda digital en beneficio de nuestros ciudadanos”, dijo.(AGB)

Tomado de Cubadebate

Acerca Redacción TV Yumurí

Le puede interesar

Relanza Trump campaña electoral

Donald Trump relanzó este sábado su campaña electoral para competir en las elecciones de 2024 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *