La gran feria que nunca fue

Como una gran feria calificaron las máximas autoridades del territorio en Unión de Reyes a la que realizarían el sábado último.

El propósito de las mismas consiste en incrementar la oferta de productos agropecuarios y satisfacer a los pobladores. Sin embargo, esto no se cumple en su totalidad.

¿Tan poco maíz trajeron a vender? ¿Y el arroz, cuando lo ofertarán en estas ferias? ¿Pepino nada más de ensalada? Estas y otras tantas preguntas murmuraban los presentes en el Paseo.

El término gran feria comprende muchas aristas: variedad, actividades recreativas y culturales, los precios más bajos, calidad y cantidad en los productos, entre otras tantas.

Cerca de las nueve de la mañana aun llegaban camiones, y las personas se manifestaban insatisfechas por la insuficiente presencia de productos tan codiciados como el maíz, abundante en este período. La mayoría afirmó que arribó un camión con veinte sacos de buena calidad, mientras el otro tardó, y entre el sol y el calor aumentaba el desespero.

Se llevan el maíz por sacos, comentó un anciano que estaba en la cola. Y es que no existe un inspector que controle las ventas. Muchos prefirieron regresar a sus casas y criticar que todas las semanas realizaban la misma feria, sin nuevas iniciativas y sin un balance en las ofertas.

La viceintendenta en el territorio, Yadira González Díaz, explicó que en cuanto a los productos agropecuarios se estableció un listado de precios referencial enviado por el Consejo provincial y concretado por los integrantes del Consejo de la Administración para el mes de junio. Los listados de los precios topados se informaron tanto a las formas de gestión estatal como no estatal, subrayó.

Los unionenses aspiran en tener una feria capaz de compensar las principales necesidades agroalimentarias y su variedad. Garantizar una correcta alimentación en uno de los lugares más envejecidos del país debe constituir una prioridad para elevar la calidad de vida.

Hace menos de un mes la primera secretaria del Partido en Matanzas, Susely Morfa González, en intercambio con líderes en Unión de Reyes argumentó: “No podemos sentarnos a esperar, debemos trabajar con autonomía. Del país y la provincia no vendrán las soluciones”.

En un municipio eminentemente agrícola resulta inconcebible que las máximas autoridades no aprovechen las potencialidades del territorio. (ALH)

NOTICIAS RELACIONADAS:

De los precios y otros demonios

Acerca Roxana Valdés Isasi

Le puede interesar

Celebran en Matanzas Día Mundial de Respuesta al VIH

Como cada 1ro. de diciembre múltiples actividades se desarrollaron en la provincia en ocasión del …

Sin Comentarios

  1. Exelente el análisis. Puede ser el inicio de un ciclo de publicaciones que analice precios, variedad de ofertas, calidad pero también extensión a otras comunidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *