Teófilo Stevenson es uno de los más grandes boxeadores de la historia.

Teófilo Stevenson: La leyenda cubana del boxeo

En el panteón de los inmortales del boxeo cubano y mundial, pocos nombres brillan con la intensidad del de Teófilo Stevenson.

Nacido el 29 de marzo de 1952 en Puerto Padre, Las Tunas, Stevenson emergió como uno de los boxeadores amateurs más legendarios y reconocidos de todos los tiempos, conocido tanto por su impresionante récord sobre el encerado como por su firme postura ética de apoyo a la Revolución.

Teófilo fue hijo de un inmigrante caribeño que había llegado a Cuba desde San Vicente y una cubana de ascendencia africana. Él mostró desde pequeño un talento innato para el boxeo. Y con una altura de 1.91 metros y una envergadura imponente encontró en el boxeo el escenario perfecto para desplegar su destreza.

Stevenson logró la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972, Montreal 1976 y Moscú 1980.
Stevenson logró la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972, Montreal 1976 y Moscú 1980. Foto tomada de Internet.

Su carrera tomó un rumbo ascendente en 1972, cuando con apenas 20 años, ganó el primero de sus tres consecutivos oros olímpicos en los Juegos de Múnich.

Luego replicaría este éxito en Montreal 1976 y Moscú 1980, hecho que le convirtió en uno de los pocos boxeadores en la historia en obtener tres medallas de oro olímpicas en la misma categoría.

Durante este tiempo, su dominio en la categoría de peso pesado fue absoluto, ganando no solo en los Juegos Olímpicos, sino también en los Campeonatos Mundiales de Boxeo Amateur.

Conocido por su devastador gancho de derecha y por una técnica impresionante que combinaba velocidad, fuerza y estrategia, Stevenson acumuló un récord amateur impresionante, con 302 victorias y solo 22 derrotas.

Más allá de sus estadísticas, fue su notable decisión personal la que lo hizo emblemático. En varias ocasiones, tuvo la oportunidad de dejar Cuba para competir profesionalmente, tentado por ofertas multimillonarias que prometían enfrentarle a figuras como Muhammad Ali.

Sin embargo, Teófilo Stevenson siempre declinó, afirmando su lealtad y compromiso con la Revolución Cubana y al deporte amateur. “Prefiero el amor de ocho millones de cubanos”, respondió alguna vez cuando le preguntaron por qué había rechazado una oferta de más de cinco millones de dólares para pelear profesionalmente en Estados Unidos.

Se retiró del boxeo amateur en 1986, dejando un enorme legado. Más allá del cuadrilátero, fue un ferviente defensor del deporte, trabajando como entrenador en Cuba, inspirando a nuevas generaciones de boxeadores.

El 11 de junio de 2012, el mundo del boxeo despedía a esta leyenda, quien falleció a los 60 años a causa de un infarto. Sin embargo, su espíritu persiste en cada rincón del ring, en cada joven pugilista que sueña con la grandeza y en la historia misma del boxeo, donde su nombre está escrito con letras de oro. (ALH)

Acerca Hugo Ferreiro Anglés

Le puede interesar

Celebran torneo de ajedrez “Che en nosotros”

Miembros del Ministerio del Interior en Matanzas, participaron en el Torneo de Ajedrez “Che en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *