Sin medalla en Torneo Uncaf de Futsal, toca pensar…

Las lágrimas de Pablo Leonel Tamayo y Kevin Rueda cuando acabó el partido por bronce en el Torneo Sub-20 de Futsal Uncaf Fifa Forward de Guatemala 2022 reflejaron tristeza y frustración.

Cuba enfrentó a los anfitriones en busca del premio de consolación y a falta de tres minutos casi lo logran, excepto porque en un desliz llegó el empate de los chapines que forzó el tiempo extra.

Como en todo el torneo les tocaba levantarse y andar, con el lastre de las vicisitudes a cuestas. No se puede más que aplaudir el esfuerzo de quienes cumplieron su tarea, doblando esfuerzos y asumiendo el agotamiento.

El tiempo extra se tornó pesadilla. Los guatemaltecos marcaron tres goles y con el 5-2 enterraron el esfuerzo realizado. Fue en vano el sudor, pero solo por esta vez.

Tras el amargo sabor de la derrota queda la certeza de que mejor suerte es muy posible en el futuro, sobre todo por el extraordinario talento de estos jóvenes que serán, si acaso, los que devuelvan a Cuba a una lid mundial de la disciplina.

Pero ello requiere análisis y meditación, auditoría de los hechos y por sobre todas las cosas de los errores. El esfuerzo de los muchachos merece todo el premio, pero demanda soluciones desde lo táctico.

«Trabajaremos para corregir los errores tácticos y salir mañana a buscar la victoria», declaró a Prensa Latina el técnico Freddy Herrera en reconocimiento de las carencias tácticas sufridas en la semifinal y sobre todo para evitar sus consecuencias en la pelea por el bronce.

Sin embargo, el rombo persistió como la indicación invariable de salir con pelotas largas al pívot. Nada cambió más que el esfuerzo sobrehumano de jugar un tiempo extra con menos piernas de las previstas.

Probablemente ilustre decir que la única jugada que intentaron los cubanos en sus últimos tres partidos fue entregar pelotas largas a Tamayo para que intentara marcar de 12, quizá a 14 metros, lo que se antoja a priori un abuso de confianza en la enorme potencia de su pierna zurda y una desestimación supina del análisis del contrario. Ello sin contar el desgaste de Jassael Herrera corriendo en vano para el segundo poste.

Quizá una postal representativa de la falta de armas fueron las indicaciones del técnico local: «tapemos el centro para que no lleguen pelotas al pívot y que salte una de las alas, no juegan por las bandas, así tendremos superioridad siempre». Fue decirlo y marcar tres goles la misma cosa.

Los cubanos impresionan por su talento, pero también por físico y por la disposición a dar el máximo. Jamás se les vio derrotados dentro de la cancha sin importar qué dijera el marcador.

El talento de Cristian Cabrera y Alexi Sosa es de enmarcar, como la potencia y la determinación de Pablo Tamayo; la entrega y serenidad de Jassael para habilitar a dos compañeros en este juego; la solidez de Harold Aguilera e Iker Morejón; los reflejos de Kevin en el arco y los de Lipsam Sánchez, la potencia de Christian Morejón. Merecieron muchísimo más.

Insisto, ni la fortuna ni las ausencias pueden devenir chivo expiatorio del resultado. El estudio se antoja más exhaustivo y profundo. No niego la indiscutible influencia de la inferioridad, no sería digno de un análisis pensar que jugar un tiempo extra con siete cuando el contrario lo hace con diez es un hecho menor.

Por eso me atrevo a proponer la tesis de que el 3-1 evitaba superioridades contrarias y a la vez garantizaba tener la pelota y subir las líneas tocando, lo que era más saludable que subir y bajar, incluso frenéticamente en más de un compás del partido.

La conformidad o la comodidad de la justificación no deberían llevar la vista a otro lado. El talento de estos muchachos debe ser arropado desde lo táctico, del resto, lo demostraron en la cancha, van sobrados.

Luego del recuento específico del hecho particular, una conclusión positiva aflora más allá del sinsabor del desenlace: esta generación promete muchas alegrías. En su indiscutible calidad reposa con confianza el futuro.

Acerca tvyumuri

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *