Baja nota en despedida de Mundial de Atletismo de Oregón

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Lázaro Martínez se quedó sin marca en la final del triple salto. Este domingo cierra el campeonato sin presencia de atletas de la Isla.

TODAS las miradas estaban fijas este sábado en el triple salto para hombres del Campeonato Mundial de Atletismo de Oregón 2022 con el cubano Lázaro Martínez entre los principales candidatos a conquistar una medalla, que sirviera de consuelo al discreto paso de los atletas de la Isla por esta urbe.

Sin embargo, ni el vigente campeón mundial bajo techo pudo evitar que la pequeña comitiva asumiera el regreso a casa con las manos vacías, pues fue incapaz de conseguir un registro válido en sus tres únicas ejecuciones.

Más allá de su consagración el pasado marzo en Belgrado, su marca clasificatoria de 17,06 metros inspiraba cierta confianza en un muchacho que, tras varias “distracciones”, parecía encaminado en la ruta del éxito.

Tres fallos consecutivos le dejaron varado en el lugar 12 de una competencia ganada de manera incontestable por el cubano Pedro Pablo Pichardo, quien desde hace ya algunos años representa a Portugal.

«No me sentí igual que en la clasificación, llegué siempre muy atrás, nada me salió bien», dijo Lázaro sin entrar en más detalles a su paso por la zona mixta del mismo estadio Hayward Field que lo vio encumbrase hace ocho años como el mejor juvenil del planeta.

Pichardo, también monarca en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, marcó 17,95 metros desde el salto inicial, suficiente para relegar a Hugues Fabrice Zango (17,55), de Burkina Faso, y al chino Yaming Zhu (17,31), quienes completaron el podio, en ese orden.

En el penúltimo día de este certamen planetario se repartieron otras cinco coronas, la última de esas en el relevo 4×100 entre hombres en que la cuarteta canadiense evaporó el festejo de los aficionados locales.

El campeón olímpico de los 200 metros, André de Grasse, había renunciado a su evento individual para luchar con los suyos en esta prueba, y a su potencia se encomendaron sus compañeros para cerrar la estafeta.

Desde esa posición sentenció las aspiraciones de la renombrada cuarteta local, con portentos de la velocidad como Christian Coleman, Noah Lyles y compañía. A su entrada a la meta detuvo los relojes en 37.48 segundos, marca líder de la temporada.

Al relevo estadounidense le fallaron los cambios, sobre todo el tercero, y tuvo que conformarse con las preseas de plata gracias a un registro de 37.55 segundos. Gran Bretaña aseguró el bronce cubriendo los tramos en 37.83 segundos.

Poco antes, el público local reunido en el mítico recinto atlético disfrutó extasiado el desempeño de sus muchachas, quienes contra todo pronóstico sometieron en la misma prueba para damas al potente elenco de Jamaica.

Melissa Jefferson, Abby Steiner, Jenna Prandini y Twanisha Terry, con crono de 41.14 segundos, no creyeron en el exitoso palmarés de Elaine Thompson-Herah, Shelly-Ann Fraser-Pryce y Shericka Jackson, quienes junto a Kemba Nelson parecían destinadas a barrer a sus adversarias.

Pero aguantaron las de casa, cambiaron el batón con precisión quirúrgica y eso les permitió relegar a las caribeñas a la segunda posición con crono de 41.18 segundos, mientras las alemanas se colaban en el podio con marca de 42.93 segundos.

Otro monarca bajo los cinco aros que no se hizo justicia esta vez fue el indio Neeraj Chopra (88,13 metros), aunque en su favor hay que reconocer que el oro lo mantuvo el campeón de Doha 2019, el granadino Anderson Peters con fabuloso disparo de 90,54 metros. El medallista de plata en Tokio 2020, el checo Jakub Vadlejch, tiró 88,09 metros para ocupar la tercera posición en esa especialidad.

En los 800 metros, el keniano Emmanuel Kipkurui Korir hizo un notable tiempo de 1:43.71 minutos y se quedó con el oro, mejorando el desempeño que le había garantizado el cetro olímpico en Tokio 2020.

Los cinco primeros hombres de la final en la doble vuelta al óvalo bajaron de 1:45 minutos, pero la plata correspondió al argelino Djamel Sedjati (1:44.14) y el bronce al canadiense Marco Arop (1:44.28).

A su vez, Gudaf Tsegay le dio a Etiopía el título en los 5 mil metros entre mujeres con tiempo de 14:46.29 minutos, por delante de la keniana Beatrice Chebet (14:46.75) y la también etíope Dawit Seyaum (14:47.36).

Con ese oro y el ganado antes por Letesenbet Gidey en los 10 mil metros, Etiopía se convirtió en el único país que en cinco campeonatos ha doblado en esas dos especialidades.

La cita de Oregón 2022 se despedirá este domingo con el atractivo de los relevos 4×400 en cada sexo, y las expectativas en torno a la participación de la ya legendaria estadounidense Allyson Felix.

Además, las miradas estarán puestas en la discusión de los premios en la pértiga para hombres con el sueco Armand Duplantis en busca de su primera corona en estas lides.

Cuba ya no tendrá concursantes en la lid. Se marcha con más sombras que luces y por primera vez sin al menos una medalla en estas lides.

 

Acerca tvyumuri

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *