La escultura del corsario holandés Piet Hein se ubicó frente a la bahía de Matanzas en 1998. Foto tomada de internet.

¿Qué sucedió con la escultura del corsario Piet Hein en Matanzas?

Entre los siglos XVI y XVII la bahía de Matanzas fue refugio del comercio de contrabando y lugar de recalada para los barcos utilizados en el tráfico marítimo entre España y América.

Uno de los sucesos más importantes de esos siglos ocurrió en esta zona. Se trata de la captura de la Flota de La Plata, encabezada por el corsario holandés Piet Hein, considerado Héroe Nacional en su país por las riquezas que aportó y por haber contribuido, con este hecho, a la independencia de Holanda, entonces colonia española.

Riquezas obtenidas por Piet Hein con la captura de la Flota de la Plata en la bahía de Matanzas.
Boceto de la batalla en la bahía de Matanzas. Foto tomada de internet.

Como recordación de este acontecimiento, una escultura del almirante Piet Hein, confeccionada por el artista holandés Willem Verbon, custodiaba la bahía yumurina desde 1998. En 2019 se retiró del lugar y aún aguarda por volver allí.

“Tras un presunto intento de robo, amaneció un día en el suelo. Se llevó para el Museo Provincial Palacio de Junco y luego la trasladé para mi taller”, comentó Edel Arencibia Rodríguez, escultor de profesión y Presidente del Consejo Asesor para el Desarrollo de la Escultura Monumentaria (CODEMA) en Matanzas.

Con grandes muestras de oxidación a causa de la incidencia del salitre, el monumento de un metro noventa de alto, forjado en bronce, recibió acciones de restauración por parte de este artista matancero.

“Realicé una limpieza inicial con ácido y calor, luego apliqué cera protectora, pero al pasar el tiempo vemos que el resultado no es el idóneo. Pretendo utilizar ahora un método más efectivo que sería tirarle arena a presión para limpiarla mejor y después patinarla”, explicó Arencibia Rodríguez.

Edel Arencibia es el artista encargado de restaurar la escultura.

Ante el valor patrimonial e histórico de esta pieza, reubicarla en su sitio resulta un ansia de muchos. Debido a la ausencia de un contrato entre los responsables y este escultor, las acciones de restauración y el retorno de la pieza a su lugar se han visto frenados. Edel insiste en la necesidad de lograr un mayor interés por parte de la provincia para culminar estas acciones y recolocar la escultura.

Yumurinos y visitantes preguntan por el monumento de Piet Hein. El viaducto matancero conserva el espacio para recordar al holandés y al hecho que dejó valiosos restos de historia en las profundidades de la bahía de Matanzas.

Acerca Annia Díaz Báez

Sin Comentarios

  1. Ahora, cuando se coloque de nuevo la escultura del corsario, está debería situarse sobre un pedestal a más altura y así evitar fechorías. El lugar, en horarios nocturno no es concurrido y se presta, lamentablemente, para cualquier tipo de bandalismo, por gente que no aprecia el patrimonio, dada su incultura y escasa educación formal.

  2. Juan Carlos Subiaut Suárez

    Excelente, Annia.

    Tu artículo contribuye a llenar el vacío de información y el esclarecimiento de las expectativas creadas en torno al devenir de la estatua del Teniente Almirante y Héroe Nacional de Holanda, a partir de que fuera retirada del lugar en el que estaba emplazada, en 2019. Como rememoras «Yumurinos y visitantes preguntan por el monumento de Piet Hein. El viaducto matancero conserva el espacio para recordar al holandés y al hecho que dejó valiosos restos de historia en las profundidades de la bahía de Matanzas» Pero sigue sin respuesta la pregunta: ?Cuándo retornará a su lugar? De acuerdo a las problemáticas que enumeras, más rápido hacen una copia en Amsterdam, la envían y se coloca en el lugar, que deshacer los entuertos burrocráticos y reconocerle a Edel satisfactoriamente su trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.