Foto: AFP.

Zona de Gol: Con permiso, pase usted, Kylian Mbappé

La Copa Mundial de Fútbol Catar 2022 continúa en la búsqueda de un campeón. Treinta y dos selecciones iniciaron el camino, pero solo una alzará el anhelado trofeo. La redacción digital de TV Yumurí les brinda un acercamiento a este certamen con la sección Zona de Gol. Acompáñenos…

***

Salió Francia al césped convencida de su propia superioridad, con una autoestima un poco insultante, rayana en la soberbia. Sabe que ni siquiera necesita dominar el partido para que algún gol le caiga como a Newton la manzana, por pura ley de gravedad.

A cuestas, la herencia de la fiabilidad que antes jactaba Alemania. Poco le preocupa andar haciendo encaje de bolillos para abrir complicadas vías de acceso a la portería rival. Le basta con plantarse en el centro del campo y confiar en que sus extremos recojan algún pase potable, y tramiten pura velocidad de cero a cien en dos segundos.

Francia confirmó que el revés frente a Túnez en la fase grupal fue un mero accidente. Foto: FIFA

Ousmane Dembélé es la versión descontrolada e irracional de Kylian Mbappé, pero cuando ambos aceleran, la zaga enemiga se echa a temblar porque cualquier cosa es posible. A Didier Deschamps no le interesa acogotar al equipo rival en su área, aunque da la sensación de que, si quisieran, los franceses podrían. Pero prefieren observarlos durante minutos y minutos, antes de asestarles varios zarpazos definitivos.

El primer de ellos contra Polonia en la fase de octavos de final del Mundial llegó en el minuto 43, aunque ya antes hubo conatos bien resueltos por el cancerbero Wojciech Szczesny. Pudieron los polacos cambiar el signo del partido y colocar a Francia ante una situación comprometida, mas un doble disparo de Piotr Zielinski estrelló en Hugo Lloris y la réplica de Kaminski la sacó Raphael Varane bajo el larguero.

El crack del PSG llegó a cinco dianas en la Copa del Mundo, líder en la lucha por la Bota de Oro. Foto: FIFA

Francia, a los pies de Mbappé

La exhibición de potencia quedó para días posteriores, como si Kylian Mbappé decidiera a conciencia no desplegar todas sus artes en una misma jornada. Y quizá hiciera bien. Era el día para el remate violento y la asistencia telescópica, para la furia y la dulzura, para una combinación que fue más que suficiente para abrumar a Polonia y descarrilarla de un Mundial que ya en la fase de grupos había sentido caducado. Nada pudo hacer un impotente Robert Lewandowski para tratar de escribir otro desenlace.

Todo es más sencillo, claro, con este mayúsculo Mbappé, autor de dos goles y asistente del tercero. Esta Francia que un día fue de Griezmann y que amagó con ser de Benzema, es hoy suya por derecho propio, sin hipoteca ni plazos. Es el del PSG la estrella que más brilla en este Mundial de Catar, con cinco goles en cuatro partidos y la sensación de que el festín no ha hecho más que comenzar.

Francia continúa en el camino por levantar, otra vez, la Copa. Foto: Getty Images.

Hasta entonces, el combinado de Deschamps había sido superior, pero sin hacerse acreedor de ventaja alguna, siempre demasiado lejanos sus disparos como para sorprender a Szczcesny. Y Polonia, limitada en sus virtudes pero siempre atrás, había tenido la suya, que fueron tres en cinco segundos, una secuencia de esas en las que parece imposible que el gol no termine por aparecer antes de los créditos finales.

Polonia no solo perdió el valioso empate momentáneo con ese tanto, sino también algo mucho más importante: la fe en sí misma. La selección capitaneada por Lewandowski no se creyó en ningún momento capaz de dar la sorpresa a través de una remontada. Francia, por su parte, controlaba el escenario con una superioridad pasmosa y apenas con unos servicios mínimos de fútbol e intensidad. Le bastaba.

Inglaterra, el rival de cuartos en Catar

Con Harry Kane de vuelta al casillero de goleadores, con un Jude Bellingham mágico en el centro del campo y con un bloque engrasado y competitivo, Inglaterra convenció en Catar. Tras vencer a Senegal (3-0) con goles del propio Kane, Jordan Henderson y Bukayo Saka, la selección de los tres leones vuelve al grupo de favoritas y avista un enfrentamiento de trenes contra Francia en cuartos de final.

Inglaterra convenció frente a Senegal e irá a cuartos de final. Foto: FIFA.

Inglaterra, único equipo del torneo que permanece invicto junto a Marruecos, se ve candidata, porque tiene enchufado a Kane, porque Bellingham muestra candidatura a mejor joven y jugador del torneo, y porque su despliegue en este evento está muy por encima de su historia. Los doce goles hasta la fecha superan los hechos en 1966 (cuando quedó campeona) e igualan los de 2018 (semifinalista). Aún restan partidos por delante.(AGB)

Acerca Carlos Manuel Bernal López

Le puede interesar

Presidente Cubano asiste a acto por aniversario de la visita de San Juan Pablo II

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (CC-PCC) y …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *