Reportan accidente de grúa en la Plaza de la Vigía

En horario de la mañana del 6 de septiembre la grúa de la Empresa de Materiales Alternativos con la que se pintaba la fachada de la Oficina del Conservador de la ciudad de Matanzas se volcó, mientras el técnico a cargo realizaba operaciones dentro de ella.

Leonel Pérez Orozco, Conservador de la Ciudad, informó que el equipo había laborado la jornada anterior sin dificultad alguna.

“Este es un equipo nuevo, un equipo chino, con un operador de experiencia”, afirmó.

Según comentó Ariel Denis Pérez, operador de la grúa, el equipo sufrió un fallo técnico al no estar conectado el limitador delante del boom o brazo metálico extendible.

“En ese momento no me respondió la computadora y la grúa, al tener unos grados más bajos de lo que podía tener, se viró.”

Afortunadamente el técnico no sufrió daño alguno ni el resto de los trabajadores de la brigada. Algunos de ellos se encontraban cerca cuando el boom comenzó a descender, y se lanzaron al suelo para evitar el impacto.

“Estábamos a ocho metros pintando cuando lo vimos. Nos dio tiempo a mí y a mi compañero de zafarnos y tirarnos hacia la esquina izquierda de la pared, y allí esperamos a que pasara todo para poder movernos”, explicó Raydel Cabrera Lemo, pintor profesional.

La zona del impacto en calle Medio se encontraba libre de transeúntes al momento de caer el boom, por lo que no se lamentan perdidas humanas. (ALH)

En cuanto a los daños materiales, el director de Patrimonio y Construcción del Gobierno Provincial, Manuel Sarcido, informó al medio de prensa que hay que restituir dos muebles de la calle Medio, que originalmente serían reemplazados por otros antes del aniversario 330 de la urbe, y luego continuar con las labores de embellecimiento.

“En estos momentos el director de la brigada está gestionando traer otras dos grúas para someter por delante el equipo, desarmar el boom y sustituirlo”, continuó.

Posteriormente serán investigadas las razones técnicas que causaron el accidente.

Acerca Daniela Pujol Pérez

Le puede interesar

Saiyelis y su pañoleta roja

Para Saiyelis Basallo Ponce representa un orgullo el cambio de atributo. La pionera de la …

Un comentario

  1. Juan Carlos Subiaut Suárez

    En la tarde ya habían desmontado el extremo del bun y retirado la grúa. Se estaban resarciendo los daños menos problemáticos. Al final, solo dos banquitos, algunos adoquines rotos y otros que se desprendieron, una rotura en el contén y dos en la acera, y de la hamburguesera, don mesitas y cinco o seis sillas. En el lugar donde se vertió la pintura, en el pavimento todavía flotaban los grumos frescos, a pesar del intenso calor. Al borracho que, acostado en un banco le cayó el bun al lado, aún sigue su borrachera, y alguno que otro comenzó o adelantó su celebración de cumpleaños; practicamente el único efecto del accidente es que los cafés circundantes vendieron mucho más ron que lo habitual, y los punticos de medio se les agotaron las existencias de papel sanitario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *