Foto:Cubadebate

Puerto Rico silenció a Cuba en el debut

El equipo cubano categoría sub-23 debutó en la IV Copa Mundial de béisbol con derrota de 5-0 ante la selección de Puerto Rico, en el Tianmu Baseball Stadium de Taipéi de China.

Una anémica ofensiva que apenas pudo producir dos indiscutibles en los siete capítulos de juego, y una defensa contraria que no cometió pifias y fabricó un par de dobles matanzas, mantuvieron bien cerradas las puertas del plato para que los discípulos del ex Grandes Ligas Juan Igor González tomaran venganza de la derrota en el panamericano clasificatorio.

El abridor de los cubanos, Naykel Cruz, abusó de los hermanos boricuas durante tres entradas y un tercio, espacio en que les recetó seis ponches con un contraste letal de sus envíos, pero en la cuarta un error del inicialista Pedro Pablo Revilla lo sacó de concentración y por esa fisura se escapó el partido.

Tres imparables consecutivos, entre ellos uno remolcador del jardinero Pablo Andrés Sánchez, le dinamitaron el montículo al matancero, y el matador Marlon Vega sofocó el incendio aunque no pudo evitar un elevado de sacrificio del receptor Víctor Torres que hizo sonar otra vez la registradora.

La sentencia llegó en el séptimo inning cuando fabricaron un paquete de tres anotaciones, dos de ellas impulsadas por un doblete del designado Ricardo de la Torre, que mandó a la cueva a Vega, y la otra por el descontrol de los relevistas Andy Vargas y Alex Guerra (ambos repartieron tres boletos consecutivos con un wild pitch incluido).

La tropa del cienfueguero Alain Álvarez no aprovechó el descontrol del abridor Alexander Castro, quien regaló tres pasaportes gratis abriendo innings antes de abandonar el box en el cuarto episodio por una molestia en su brazo de lanzar, y fue maniatada por el rescatista Osvaldo Berrios.

Este diestro, con una experiencia de cinco temporadas en la franquicia de los Atléticos de Oakland de las Ligas Menores, caminó una ruta de tres entradas donde liquidó a uno por la vía incómoda y solo permitió un sencillo en toque de bola, para llevarse el éxito del desafío.

A la hora de recoger los bates, los cubanos lograron congestionar las almohadillas gracias a un pelotazo y a par de bases por bolas que otorgaron los relevistas, pero el derecho Sebastián Rodriguez colgó la argolla en la pizarra recetando un par de ponches a los emergentes Carlos Monier y Bryan González.

Este viernes a la misma hora (10:00 p.m.), nuestra selección nacional enfrentará a Australia y tendrá que obtener un resultado positivo para mantener vivas sus esperanzas de clasificar a la superronda como uno de los tres mejores equipos de su grupo.

Boris Luis Cabrera Acosta/Cubadebate

Acerca Redacción TV Yumurí

Le puede interesar

Eriksen, el hombre que volvió de la muerte

Hace tres años, Christian Eriksen se murió en el debut de la Eurocopa. Literalmente dejó …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *