Mario Díaz, de Cuba, compite en la final del lanzamiento del disco en el atletismo de los I Juegos Panamericanos Júnior celebrado en el Estadio Pascual Guerrero, el 4 de Diciembre de 2021, Cali, Valle del Cauca, Colombia. FOTO: Calixto N. Llanes/Periódico JIT (Cuba)

Mundial de Atletismo: Matancero sin planear su disco en Oregón

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Pese a una secuencia de disparos en ascenso, el discóbolo matancero Mario Díaz resultó eliminado durante la fase clasificatoria de su implemento dentro del Campeonato Mundial de Atletismo, con sede en el estado norteamericano de Oregón.

Subcampeón de los Primeros Juegos Panamericanos Juveniles Cali-Valle 2021, Díaz arrancó la competencia con envío de 57,72 metros. En su segunda presentación al círculo de lanzamientos subió hasta 58,35 metros antes de despedirse con un disparo definitivo de 60,83, aún lejos de los 66 metros exigidos para entrar a la disputa por las preseas.

“Disfruté mi Mundial. No me salió un tiro mejor, pero esto me lo llevo de experiencia”, dijo el yumurino al término de su primer torneo del orbe.

Foto: Getty Images.

Mario llegó al estadio Hayward Field tras reajustes en el proceso clasificatorio de la World Athletics. Dueño de una marca personal situada en los 65, 21 metros y número 36 del mundo antes de la cita universal, ancló en el escaño 22 entre 30 hombres.

“Esto me hace saber que no es imposible, que puedo llegar a la élite y trabajaré para competir en el próximo certamen mundial y también en los Juegos Olímpicos de París 2024”, adelantó el atleta de 22 años.

Encabezados por el sorprendente lituano Mykolas Alekna, un grupo de seis lanzadores superaron la marca demandada. Los conocidos Daniel Stahl, Andrius Gudzius y Fedrik Dacres también pugnaron por las preseas, donde el esloveno Kristjan Ceh quebró el récord para los campeonatos y lo fijó en 71.13m, en una prueba donde además tuvo otro envío de 70.51m.

Arcas doradas para los huéspedes…

Con un gran botín en pruebas históricas y tradicionales, los deportistas anfitriones tomaron la punta del medallero por países. La cosecha comenzó con el triunfo de Chase Ealy en la impulsión de la bala, quien derrotó en buena liza a la china Lijiao Gong, monarca mundial y olímpica vigente. Un envío de 20.49 metros en el primer intento bastó para contener los embates de la competitiva Gong, autora de todos sus mejores disparos de la temporada en la final.

Fred Kerley (9.86 segundos), Marvin Bracy (9.88 s) y Trayvon Bromell (9.88 s) monopolizaron las coronas en los 100 metros para hombres. El talento de este trío estadounidense pudiese presagiar dominio norteño en futuras lides.

Estados Unidos acaparó las medallas del hectómetro masculino. Foto: Europa Press.

Podio completo archivaron igualmente en la impulsión de la bala varonil. El plusmarquista mundial Ryan Crouser colocó las cosas en su lugar luego del fracaso olímpico el pasado año. Un disparo de 22.94 metros lo catapultó a la cima global, en un nuevo mejor registro para certámenes del orbe. Joe Kovacs (22.89 metros) y Josh Awotunde (22.29 metros y marca personal) terminaron en los restantes escalones.

La campeona olímpica Katie Nageotte marcó en el pergamino mundial con brinco de 4 metros y 85 centímetros en el salto con garrocha. Su compatriota Sandy Morris la igualó en altura, pero con más faltas en marcas inferiores, por lo que finalizó segunda.

Katie Nageotte sumó el título mundial a la corona olímpica del pasado año en Tokio. Foto: Ina Fassbender / AFP.

Par de medallas también sacaron las estadounidenses del lanzamiento del martillo, donde Brooke Andersen aprovechó la ausencia por lesión de la estelar polaca Anita Włodarczyk. Andersen se colgó el oro a su pecho tras envío ganador de 78.96 metros, en una prueba donde Janee Kasanavoid culminó con bronce.

Grant Holloway demostró que es el mejor vallista corto del momento y alcanzó el título mundial tras vencer por cinco milésimas a su compañero de equipo Trey Cunningham. Con bronce terminó el español Asier Martínez.

Jamaica, Kenia y Etiopía llevaron fuertes combinados a la ciudad de Eugene, mas la integralidad de la potente escuadra estadounidense y el factor sede auguran más glorias para las arcas locales. (ALH)

Acerca Carlos Manuel Bernal López

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *