“Cuba ha resistido con una moral muy en alto”: ¿México puede mediar entre Washington y La Habana?

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, señaló recientemente que buscará fomentar el diálogo entre Estados Unidos y Cuba por razones humanitarias. Sputnik consultó a expertos para saber hasta qué punto el Gobierno mexicano puede influir en el levantamiento de las sanciones contra la isla.
Las declaraciones de López Obrador llegaron luego del Encuentro de Palenque, realizado el 22 de octubre en esa ciudad de Chiapas, sureste de México, en donde se reunieron mandatarios y funcionarios de naciones latinoamericanas para abordar la migración regional.
En el encuentro participaron autoridades de Haití, Belice, El Salvador, Colombia, Venezuela, Cuba, Panamá y Honduras, conducidos por el anfitrión, México, y con Ecuador y Costa Rica como países invitados.
Según detalló el presidente mexicano, los gobiernos participantes del encuentro mandarán una carta a Estados Unidos para detallar los resultados de su reunión multilateral; sin embargo, en el caso de Cuba no habrá este acercamiento, debido a que no hay un diálogo bilateral.
“Voy a tratar ese tema [de Cuba] con Biden y ojalá se inicie lo más pronto posible, esto por razones fundamentalmente humanitarias“, afirmó en su conferencia de prensa Lopez Obrador al ser cuestionado sobre si abogaría por La Habana ante Washington.
De acuerdo con el doctor en estudios latinoamericanos Adalberto Santana, miembro honorario de la Cátedra Carlos Rafael Rodríguez de la Universidad Cienfuegos, Cuba, la postura de México ante el bloqueo económico que ha ejercido Estados Unidos contra la isla es correcta y pertinente en el contexto actual.
Sin embargo, el analista internacional estima que Estados Unidos hará caso omiso de lo recomendado por el Gobierno de México, pues, explica, Washington ha mostrado tener una política “muy beligerante”.

“Objetivamente no creo que se tome esa decisión (de abrir el diálogo con Cuba) porque (Joe) Biden está muy beligerante financiando a Ucrania, está respaldando militar y políticamente a [el primer ministro de Israel, Benjamín] Netanyahu contra la comunidad palestina; entonces la actitud que tiene es (…) nada de negociador o pacifista, ni en la región latinoamericana y menos a Cuba, que lo tiene ubicado como un país que alienta el terrorismo, cosa que es totalmente equivocada”, señala el también escritor en entrevista con Sputnik.

Al respecto, el maestro en estudios latinoamericanos Aníbal García, integrante del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), apunta que desde su perspectiva es “casi imposible” que EEUU quite el bloqueo a la isla, sostenido desde la década de 1960 tras el triunfo de la Revolución cubana, en 1959.
Sin embargo, puede haber una apertura al menos en el diálogo, que es lo que plantea el mandatario mexicano, estimó.
“Es casi improbable que quite [EEUU] el bloqueo a Cuba, pero sí por lo menos eliminar varias de las medidas que dejó el Gobierno de (Donald) Trump”, sentencia en charla con este medio.
“La idea del presidente es justamente hablar con Biden para que se retomen las relaciones internacionales que se recuperaron con [Barack] Obama. Esa apertura de aquel entonces era la máxima que se había hecho y el interés es ese”, agrega.
De acuerdo con García, para lograrlo, López Obrador podría incluso acudir a instancias regionales para cerrar filas a favor de La Habana.

“[Puede] recurrir a las instancias multilaterales, está por ejemplo la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), ejercer un tipo de políticas de cooperación en la región; no solamente apoyo en términos de las votaciones en la Asamblea General de la ONU, sino un apoyo real en materia de solidaridad”, explica.

Según Adalberto Santana, para que Cuba pueda liberarse del bloqueo comercial que lo aqueja desde hace más de seis décadas, “hay que cambiar la correlación de fuerzas (…). Los gobiernos de América Latina, como el de López Obrador, tienen buenas intenciones, pero la correlación de fuerzas no las tiene a su favor”.

“En América Latina falta que se logre consolidar un bloque de fuerzas más homogéneo, particularmente con la llegada del presidente Lula a Brasil y del presidente Petro a Colombia (…) Que hagan alianza con México y podría ser un polo alternativo que pueda hacer mucho más viable para el Gobierno de Cuba entrar en una posible negociación de levantar el bloqueo por parte de Estados Unidos”, agrega.

Las consecuencias de las sanciones

De acuerdo con el más reciente informe que la mayor de las Antillas presentará el próximo noviembre ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el bloqueo comercial de EEUU a la isla ha generado una afectación de más de 405 millones de dólares mensuales.

“Uno podría decir es abstracto, que te doy la cifra de los dólares y que no tienen una materialidad real en la población, pero sí la hay, está la falta de medicinas, la falta de materiales, la falta de útiles escolares en la población, la imposibilidad de que la isla haga comercio de una forma normal, porque a Cuba le ponen un impuesto y tienen que buscar las mil formas para poder comerciar con otros países, entonces este tipo de políticas por parte de Estados Unidos se traduce materialmente en imposibilidades para la población cubana”, sentencia Aníbal García.

Un mundo multipolar que puede ayudar

En un escenario geopolítico en el que han surgido nuevas potencias ante la unipolaridad que EEUU ha ostentado durante las últimas décadas, Cuba podría beneficiarse, subraya Santana.
“Hoy en día a nivel mundial hay una situación multipolar, ya no solo está en un solo bloque el poder, Washington; sino que han emergido a nivel internacional otros polos de poder, como China y Rusia”, explica el experto.
A este factor, considera el analista, se suma la oleada de gobiernos que son considerados como progresistas y de tendencia de izquierda en América Latina, lo que podría fortalecer el vínculo de la isla con otras naciones latinoamericanas.

“(Socavar las relaciones entre México y Cuba) ha sido el interés de los Estados Unidos, pero hasta nuestros días no han podido, porque hay una fortaleza en la solidaridad y en la hermandad entre el pueblo de México y Cuba, y en general de todos los países latinoamericanos, y aunque cada vez más sea una política agresiva de Estados Unidos, Cuba hoy no vive aislada, sino vinculada a muchos países latinoamericanos”, sentencia.

Para Aníbal García, los vínculos bilaterales entre La Habana y la Ciudad de México pasó por una suerte de fortalecimiento que ya está en la cancha de la cooperación, por ejemplo, en el tema médico, pues Cuba mandó médicos al país continental durante la pandemia, así como vacunas; mientras que el Gobierno mexicano ha ayudado a la infraestructura energética cubana.

“Han sido relaciones ahora mucho más cercanas y de mucha cooperación. También creo que, en términos geopolíticos, el Gobierno mexicano con Andrés Manuel tiene un interés mucho más fuerte con el Caribe, que eso es algo que no se ha tenido desde hace muchas décadas”, explica.

Según información del Gobierno de México, el balance comercial entre ambas naciones hasta julio de 2023 es de 188 millones de dólares, mientras que en 2022 la cifra ascendió a 259 millones de dólares, siendo 2018 el año en el que mayor intercambio comercial tuvieron de los últimos 25 años, al alcanzar los 401 millones de dólares.
Si bien durante la pandemia por COVID-19 se percibió un descenso en el comercio entre ambos países, datos oficiales reflejan que va en recuperación.

Acerca Redacción TV Yumurí

Le puede interesar

Reportan tiroteos en Texas

Una serie de tiroteos en Texas dejó un saldo de cuatro personas muertas y al menos …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *