Cocodrilo se electrocuta en zoológico de Washington

La noticia de la muerte de un cocodrilo cubano fue lamentada por la administración del Zoológico Nacional de Washington, que detalló cómo sucedieron los hechos, aunque las investigaciones continúan para determinar la causa exacta de muerte del ejemplar.

En un comunicado, el Instituto Smithsoniano de Biología de la Conservación y Zoológico Nacional informó que el cocodrilo fue hallado muerto en la madrugada del 17 de diciembre, en su espacio. Dadas las circunstancias en las que lo encontraron, el personal determinó que “el cocodrilo se sintió atraído por un tomacorriente y atacó la infraestructura eléctrica en el hábitat”.

El cocodrilo cubano, aseguran los expertos, es conocido por su comportamiento agresivo y aunque no han podido determinar exactamente qué lo motivó, identificaron piezas mordidas del equipo eléctrico, que fue arrancado de la pared.

El ejemplar de cocodrilo cubano que murió fue hallado durante la madrugada del 17 de diciembre. Foto: nationalzoo.si.edu

El zoológico explicó que los encargados realizan inspecciones programadas en el hábitat de los animales y la última vez que visitaron el área del cocodrilo, el pasado 16 antes antes del cierre, la instalación eléctrica estaba intacta.

Las investigaciones alrededor de la muerte continuarán hasta que un informe final de patología revele la causa específica. Mientras tanto, y pese a que en 2018, en la última inspección a la instalaciones por parte de la Asociación de Zoológicos y Acuarios, fueron acreditados con satisfacción, en el comunicado aseguran que se encuentran trabajando en el reemplazo de interruptores eléctricos por unos más seguros, a fin de evitar que este hecho se repita.

El cocodrilo, del cual no se informó nombre, era macho y tenía 10 años. Había nacido en el recinto del Instituto Smithsoniano de Biología de la Conservación y Zoológico Nacional gracias a un programa de reproducción. Por ahora no planean destinar otro ejemplar al recinto.

En el sitio web del zoológico califican la especie como “una de las que poseen mayor peligro de extinción”, puesto que estos cocodrilos solo habitan en una zona limitada de Cuba, comprendida del Pantano de Zapata, en el suroeste, y el Pantano de Lanier, en la Isla de la Juventud, el rango más corto para cualquier especie de cocodrilo.

Según cálculos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, se estima que hay 3000 ejemplares en estado salvaje y por eso la especie está dentro del concepto de “peligro crítico”, la categorización más alta antes de la extinción. También debido a que la continua hibridación, es decir la reproducción con la especie estadounidense, está reduciendo la población de cocodrilos cubanos puros.

Kyle Miller trabaja en el Reptile Discovery Center y es parte fundamental de los programas de conservación del cocodrilo cubano. Foto: nationalzoo.si.edu

La misma fuente califica a los cocodrilos cubanos como “buenos nadadores, expertos en caminar y saltar, lo que los hace sentir igualmente cómodos en el agua o en la tierra”. Estos ejemplares pueden medir hasta 3,5 metros de largo y vivir entre 50 y 75 años.

Durante años, los encargados del Reptile Discovery Center han trabajado para tratar de igualar las condiciones en cautiverio con las que sostienen a la especie en libertad; el objetivo es crear una población sostenible, según explica Kyle Miller, quien trabaja en programas de conservación entre Estados Unidos y Cuba. (ALH)

Tomado de La Nación

Acerca Redacción TV Yumurí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *