Un voto desde el hogar

Blanca Nieves y Enrique han votado sí desde el hogar. Ella, ama de casa, y él, jubilado del Comercio, dos quemadenses devenidos matanceros, padecen los achaques propios de la edad que les impiden caminar bien.

Pero ni longevidad, ni estado de salud, pudieron evitar que el matrimonio con casi siete décadas de unión ejercieran su derecho a votar por el nuevo Código de las Familias.

Hasta su hogar, sito en Jáuregui 30225, muy cerca del Hospital Pediátrico matancero, llegó María Elena Bango, miembro del Colegio Electoral 4 de la cincunscripción 16, zona 193.

En caso de discapacidad, «alguien de la mesa electoral va a las casas, acompañada de un pionero, se firma, ellos marcan la boleta, a favor o en contra, sí o no, y después el pionero lo deposita en la urna», explicó María Elena quien este domingo visitó otras ocho viviendas de personas discapacitadas.

Desde la tranquilidad del hogar, y con la transparencia que ha acompañado el proceso, Blanca Nieves de 86 años y Enrique, de 95, mostraron el apoyo a un Código que sin dudas, es el de los afectos.

En plena capacidad y sin presiones externas, con total convicción, ellos formaron parte de un ejercicio de amor y humanismo, por la igualdad y el respeto, del referendo popular por el Código más avanzado, más completo y por supuesto votaron Sí!!

 

Acerca Ana Cristina Rodríguez

Le puede interesar

Feria de Proyectos Socioculturales

Realizan en Matanzas Feria de Proyectos Socioculturales

La cultura como medio de sensibilización resultó el impulso para el desarrollo de la Duodécima …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *