Contra la violencia de género y hacia los Oscar

El patriarcado y la violencia de género constituye el escenario empleado por la cineasta Sarah Polley para darle la vuelta a la historia e impulsar hoy la emancipación femenina desde la cinta Ellas hablan.
 
Protagonizada por Frances McDormand, Rooney Mara y Claire Foy, entre otros, la producción  se centra en la vida de un grupo de mujeres, en una colonia religiosa aislada en medio de Bolivia, que luchan por reconciliarse con su fe tras una serie de agresiones sexuales, detalla la sinopsis.

Desde su estreno a finales de 2022 logró instalarse en el «top 10» de las Mejores películas del año del American Film Institute, estuvo en la carrera por el Globo de Oro en los apartados de banda sonora y guion, este último logró los lauros en los Critics Choice Awards y Chicago Critics Awards.

El filme, basado en la novela de Miriam Toews (2018), toma como punto de partida las agresiones sufridas por las protagonistas para presentar un relato coherente con las sociedades contemporáneas, en las cuales las mujeres se pliegan a los deseos masculinos o los enfrentan, aunque ello signifique reinventar su existencia.

La autora se inspiró en una historia real que ocurrió en una comunidad menonita de Bolivia de 2005 a 2009, en la cual alrededor de 130 personas -mujeres y niños- fueron drogados y violados por grupos de hombres de su misma colectividad.

Los hechos se conocieron en 2009 cuando dos hombres fueron detenidos tras las acusaciones de una de las víctimas, quien destapó un asalto perpetrado por nueve hombres de entre 19 y 43 años.

Considerada como una de las contendientes más potentes en las categorías de Mejor Película y guion adaptado en los Premios Oscar, Ellas hablan presenta realidades reconocibles tanto en el plano íntimo como colectivo, con tonos apagados y una puesta en escena es poderosa y épica, reseñan las críticas especializadas.

Enfocado en las mujeres, el largometraje evade el protagonismo de los hombres, para centrarse en ellas y retratar una revolución marcada por la ira, su sentido del humor, la inteligencia y esperanza en un futuro diferente.

Entre las fortalezas de la entrega, los expertos destacan las excelentes interpretaciones del reparto femenino, capaz de dar vida a un relato impactante, que pone sobre la mesa las opciones de no hacer nada, quedarse para luchar o salir de ese entorno.

Para la realizadora, asumir este proyecto le permitió reimaginar el mundo para «no quedar atrapados en estos roles de género insidiosos. Es posible hablar no solo de lo que queremos destruir y ya no soportamos, sino sobre lo que queremos construir y de cómo queremos reconstruir el mundo”, reseña Universal Pictures.

En tanto, Foy resaltó cómo la cinta ilustra la crudeza del ser humano, pero también su tenacidad y resiliencia, por lo cual resulta vital disfrutarla en compañía y desaprender conductas. (ALH)

Acerca Redacción TV Yumurí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *