Lobby anticubano impide financiamiento para ventas agrícolas a Cuba

Cuando lees las barbaridades que dicen congresistas como Bob Menéndez, Mraco Rubio, Mario Díaz Balart o Sra. María Elvira o escuchas como mienten sin pudor y doble raseros escandalosos para tratar de engañar a quienes supuestamente representan y justificar las medidas inhumanas contra la población de Cuba, uno recuerda mejor por qué se hizo una Revolución socialista en Cuba.

Se sometió a votación en el pleno de la Cámara la enmienda No. 137, presentada por la congresista Rashida Tlaib (demócrata del estado de Minnesota), que impediría que los fondos disponibles por la H.R. (proyecto de ley 8294) fueran utilizados para implementar la prohibición del financiamiento a las ventas agrícolas a Cuba.

Esto quiere decir que si se hubiera aprobado la enmienda promovida para facilitar ventas de alimentos a Cuba, sería más fácil y existirían mejores facilidades de pago hoy imposibilitadas por las restricciones leoninas medievales (pago en cash y por adelantado) con las que transcurren esas ventas fuera de las normas del comercio internacional.

Al concluir el debate sobre la enmienda, Díaz-Balart pidió una “votación registrada”.Después de intervenir para decir mil mentiras y asustar y engañar a todo el mundo simulando hablar en nombre del pueblo de un país que tanto desprecia.

Ahora celebran como una victoria el haber impedido el financiamiento del “régimen de Cuba” cuando en realidad lo que han obstaculizado es el deseo de otros legisladores y sus electores de facilitar el financiamiento (crédito a corto plazo) para las compras de alimentos para la población de Cuba.

Lo increíble es que la defensa, ultranza de la política de máxima presión y abuso contra Cuba, lo presentan como la defensa del pueblo al que de manera vigilante torturan cada día con el mayor cerco financiero, económico y comercial del planeta.

La votación fue de 260 votos en contra y 163 a favor, por lo que la enmienda no fue aprobada. Ningún republicano votó a favor de la iniciativa.

Un día antes, el 19 de julio, se había aprobado en la Cámara de Representantes la misma enmienda No. 84 promovida en el Comité de Reglas por Rashida Taib (D-MI). Este voto positivo quedó anulado por el de hoy gracias a las mentiras y mecanismos de extorsión y chantaje político del lobby anticubano y la falta de liderazgo y decencia del Gobierno de Biden.

Aun así, es loable que 163 miembros de la Cámara de Representantes prefirieron escuchar las voces crecientes que en Estados Unidos cuestionan el abuso contra Cuba. (ALH)

Tomado de Cubadebate

Acerca Redacción TV Yumurí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.