Las relaciones de vecindad generan derechos y obligaciones para los propietarios de los inmuebles colindantes.
Las relaciones de vecindad generan derechos y obligaciones para los propietarios de los inmuebles colindantes.

El respeto, clave para mantener la armonía entre vecinos

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Una plancha de zinc colocó el vecino en el área que ocupa la ventana correspondiente a la última habitación de su vivienda, lo que impide la entrada de luz y ventilación.

A ese elemento adosó otro similar para que funcionara como techo de un pasillo exterior, sin respetar la debida distancia ni tener en cuenta que con ese acto provocaba el discurrimiento de las aguas con mayor fuerza sobre la pared y, por consiguiente, la aparición de moho y marcas de humedad.

También, de manera arbitraria, construyó aquel una meseta para emplear como lavadero, empotrada a la mencionada pared.

Sus intentos de resolver el conflicto mediante el diálogo no fructificaron; por tanto, no le quedó otra opción que acudir a la vía judicial. ¿Qué potestad tendría ese vecino para invadir su espacio en beneficio propio?

Las relaciones de vecindad generan derechos y obligaciones para los propietarios de los inmuebles colindantes. Así lo establece el Código Civil Cubano en los artículos 170 y siguientes. Esclarece, asimismo, que estos últimos deben abstenerse de realizar actos que perturben, más allá del límite generalmente admitido, el disfrute de los vecinos.

Sin embargo, es de los asuntos que con mucha frecuencia generan litigios que terminan su cauce en la vía judicial, comparecencias en las que el Tribunal, luego de escuchar las partes y evaluar las pruebas existentes, dicta definitivamente resolución.

En el caso anterior, el demandado debió retirar la plancha de zinc colocada sobre la ventana y desplazar a una distancia de 75 centímetros la que colocó en el pasillo exterior próximo a la pared límite de propiedad. Entonces, uno se pregunta: ¿por qué no hizo esa operación desde el primer momento? ¿Será por desconocimiento o acaso por probar fuerza?

Por varias razones, como la modernidad y el desarrollo urbanístico, las fricciones entre vecinos se han incrementado. Así vemos que no solo pelean por intromisión en su espacio, sino también por la música puesta a niveles superiores a los tolerados, el ruido constante de una sierra, el derrame de basura cerca de los predios….

Por lo general, cuando un vecino provoca malestar a otro por cualquier motivo, las relaciones se vuelven tensas. Predominan en el ambiente la tirantez y los conflictos que, incluso, pueden tener fatales desenlaces.

Aquella expresión de nuestros abuelos de que “el mejor hermano es el vecino más cercano” parece sepultada por otras como “esta es mi casa y en ella hago lo que se me venga en ganas”, o “al que no le guste, que se mude”.

No hay nada mejor que vivir en paz y armonía con quienes nos rodean. Por eso, antes de hacer algo que les perjudique es mejor pensar en las consecuencias, y si ya está hecho, ¿no será mejor agotar todas las razones y gestiones con buena voluntad antes de adentrarse en los vericuetos de la ley? Sin dudas, creo que vale la pena reflexionar al respecto. (ALH)

Acerca Miriam Velázquez

Sin Comentarios

  1. Yulien alina camejo torres

    Mis vecinos colocaron un fogón d leña y todo el humo va a parar a mi casa pues está en el límite de la cerca ..tengo dos niños asmáticos que desde ese día viven con la crisis a pesar de los medicamentos y yo igualmente..el humo no para es día y noche que puedo hacer .. reconozco que están en su casa pero no están respetando la mia ni los problemas de salud de mis niños menores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *