Chimpancés cavan pozos en busca de agua

A falta de agua limpia en el bosque húmedo de África del Este, los chimpancés están cavando pozos en la Tierra, con el objetivo de saciar su sed.

Onyofi llegó a su nueva tropa en 2015. Muy pronto, los guardabosques de África del Este la observaron haciendo hoyos en el piso y asumieron que la primate venía de un grupo silvestre que cavaba pozos en la selva.

El comportamiento se había observado ya en el pasado. Específicamente, en regiones mucho más secas que el bosque húmedo más tupido de esta región del continente africano. Al verla haciendo pozos, otros chimpancés —jóvenes y añosos, hembras y machos— del grupo Waibira se interesaron en saber qué estaba haciendo en el piso y poco tiempo después, los miembros de su nueva familia de chimpancés también estaban hundiendo las uñas en la tierra para hacer pozos.

En busca de agua potable

Parece ser que, como Onyofi, los demás chimpancés del grupo Waibira estaban buscando agua potable en la selva. Según reporta Science Focus, este comportamiento sólo se había documentado en la sabana africana. Nunca antes en el bosque húmedo, que podría entenderse como un ecosistema opuesto.

Uno de los científicos que observó al grupo de Onyofi fue Hella Péter. En un comunicado, el especialista explica que tal vez ella no estuviera buscando agua como tal, sino que estaba llevando a cabo un proceso de purificación natural:

Inicialmente, a los investigadores les llamó la atención que la selva húmeda del Este africano rebosa todavía en fuentes de agua. Sin embargo, en temporadas de secas, se produce un estrés biológico entre las especies que habitan este espacio. «¡Parece que los pocos meses anuales de estación seca son suficientes para causarles algunos problemas!», enfatiza Péter.

A falta de recursos suficientes, los chimpancés están cavando pozos en la tierra para filtrar el agua que tienen disponible. El equipo a cargo del estudio llegó a esta conclusión porque estaban haciendo hoyos justo al lado de ríos y cuencas naturales. Hasta ahora, según Smithsonian Magazine, sólo las hembras están tomando el liderazgo de los procesos de purificación natural.

Los investigadores concluyen que esta es una demostración más de cómo es que la especie se adapta a los cambios climáticos, cada vez más acelerados, a los que su ecosistema se enfrentará de ahora en adelante. Tal vez, pronto, los machos —más lentos— también se adapten para cavar pozos en el suelo.

Tomado de National Geographic

Acerca Redacción TV Yumurí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.