Falleció Pablo Milanés

El cantautor cubanoPablo Milanésfalleció este lunes a los 79 años en Madrid. El artista fue una de las voces más reconocidas en la canción. Cantautor fundador del Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC y del movimiento de la Nueva Trova junto a Silvio Rodríguez y Noel Nicola.

La Oficina Artística de Pablo lo anunció así en sus redes sociales.

Con gran dolor y tristeza, lamentamos informar que el maestro Pablo Milanés ha fallecido esta madrugada del 22 de noviembre en Madrid.

Agradecemos profundamente todas las muestras de cariño y apoyo, a toda su familia y amigos, en estos momentos tan difíciles.

Que descanse en el amor y en la paz que siempre ha transmitido. Permanecerá eternamente en nuestra memoria.

El pasado 13 de noviembre Pablo Milanés fue hospitalizado en Madrid, donde vivía desde 2017 y recibía tratamiento médico para la enfermedad oncohematológica que padecía hace algunos años y que se vio agravada en meses recientes.

Su última presentación en La Habana fue en un concierto en la Ciudad Deportiva, en la que cientos de cubanos compartieron fragmentos de varias de las canciones que eligió para esa noche.

Comienzo y final de una verde mañana, Ya ves, Yo no te pido, o Para vivir son parte de la obra de Pablo que trascendió edades y fronteras.

Lamenta primer ministro cubano fallecimiento de Pablo Milanés

El primer ministro cubano, Manuel Marrero Cruz, lamentó a través de la red social Twitter el fallecimiento de Pablo Milanés. (ALH)

Hospitalizado Pablo Milanés

Acerca Redacción TV Yumurí

Un comentario

  1. Juan Carlos Subiaut Suárez

    Ha muerto nuestro Pablo Milanés, nuestro querido Pablo, porque es nuestra su música, porque son nuestras sus canciones. En paz descanse, porque el tiempo es implacable, pasa, nos vamos poniendo viejos, y algún día nos toca morirnos, y descansar. Pero, con los comienzos y finales, con todo, yo me quedo, y en nosotros, los que unimos a sentimiento en la banda sonora de nuestras vidas tus canciones, en ese breve espacio, seguirás estando.
    Voy a reciclar algo que expresé a raiz de su reciente encuentro con su público. Hubo un magnífico concierto, pero anteriormente, entre toda la publicidad, hubo un precioso artículo, muy conmovedor, desgarrador y humano de una periodista de Cubasi, para muchos lo mejor que se escribió sobre el tema. Ya celebrado el concierto, el éxito que ella auguró, y como dijo, miles fueron a escucharlo, y a seguir amando. Como he manifestado en otro sitio, no estuve ahí, en el Concierto. Si hubiese podido, quizás tampoco hubiera estado. Pero, esperaba ese resultado, y me alegra, pues posiblemente sea el último contacto con el Pablo que alguna vez todos quisimos, nos identificamos con sus letras, con su música, con su posición al lado de nuestra Revolución y de nuestro pueblo, posición a la que él mismo traicionó, a fines de los 90´, comenzando por traicionarse él mismo. Me alegro por quienes fueron a disfrutar de su música, esa que nos sigue, a pesar de su traición, acompañándonos, pues puedo seguir tocando en mi guitarra eternamente Yolanda, pero a la vez nunca traicionar a la gloria que se ha vivido, y me alegro, además, que tuvo razón la madura decisión de asumir el reto de este Concierto ante los adversos designios de los agoreros del odio, sentados en la orilla del frente. Y se escucharon sus canciones, todo el mundo contento, y nada más. Al final, eternamente, sigue nuestra Revolución. Hoy, sólo agregaría, si, fue el último contacto, la despedida física, pero a la vez fue la confirmación de que, eternamente, estará entre nosotros. Hasta siempre, Pablito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *