Lily Bergues: «Trabajar es un reto y una diversión»

Liliana Bergues Ruiz, conocida artísticamente como Lily Bergues, comenzó su formación actoral a los cinco años en la ciudad de Santiago de Cuba.

Al cumplir la mayoría de edad, se incorporó al Instituto Superior de Arte (ISA), donde incursionó en distintas manifestaciones artísticas y principalmente, en varios grupos de teatro.

Lily da vida al personaje de Marina en la telenovela cubana en transmisión Asuntos Pendientes, dirigida por Felo Ruiz, en la cual, además, comparte escenario con sus hijos Leo y Leah Sofía Inglés Bergues.

– ¿Cómo recibes la propuesta para participar en Asuntos Pendientes?

«Había trabajado con Felo Ruiz en la novela El rostro de los días, en un rol pequeño que entraba en los primeros capítulos y prácticamente se cerraba el conflicto al momento.

«Un día él me llamó para comentarme acerca del personaje y me enamoré de Marina».

– ¿Cómo fue trabajar bajo su dirección?

«A lo largo de mi carrera he trabajado con muchísimos directores y la experiencia con Felo fue maravillosa.

«Él se consideraba un feminista dada la empatía tan grande que tenía con las actrices, partiendo del respeto y la consideración; además, se sentaba junto a nosotros a hacer trabajo de mesa antes de las escenas y nos ofrecía la posibilidad de repetirlas si no estábamos conformes, para lograr un mejor resultado».

– ¿Cuánto hay de Marina en Lily Bergues?

«Nos parecemos bastante, lo cual fue un reto porque los personajes que he desempeñado en otras ocasiones han sido muy diferentes, y eso también es gratificante.

«Interpretar un personaje parecido resulta igual de complicado porque debes alejarlo de ti y no dejarte llevar por todo lo que te propone.

«A pesar de que soy una persona que siempre está en disposición de ayudar a la familia, los amigos, los animales y a todos de manera general, Marina me ratificó este rasgo para siempre.

«Ella sabía Desde un principio sabía a lo que se atenía, y se evidencia ahora que luego de tomar una decisión, se castiga porque está consciente de que afecta a una tercera persona, y es algo que no se puede permitir.

«De ella me han quedado muchas cosas, sobre todo la empatía; es una mujer extremadamente leal y agradecida»

– ¿Estaba previsto que Leo y Leah, tus niños en la vida real, formaran parte de la telenovela?

«Para nada, Felo me dijo que estaban buscando a un infante con las características de Leo, quien ya tenía una base dentro de la actuación luego de anteriores faenas en cine y televisión, y así es como pasa a formar parte del elenco.

«En el caso de Leah, también se había desempeñado en anteriores producciones y es una niña muy comunicativa; le dijo a Felo durante un rodaje que quería participar en la novela y él –entre risas-, aceptó e insertó unas pequeñas escenas en retrospectiva con textos, a petición de ella.

«Fue muy difícil ya que el proceso de grabación se realizó durante la COVID-19, pero ellos son muy maduros para su edad y ya estaban acostumbrados a formar parte de los sets de grabación, debido a que en ciertas ocasiones tuvieron que acompañarme e incluso, llegamos a trabajar juntos».

– ¿Cuáles fueron las mayores enseñanzas que te dejó la telenovela?

«Marina constituye un antes y un después en mi vida; gracias a ella entendí que en el mundo hay mucha diversidad de pensamiento y valores porque el público se conforma de diferentes edades, estratos y gustos.

«Pensé que a todos les iba a gustar pero no ha sido así; muchos se sienten identificados, otros no e incluso, la detestan, cosa que manifiestan a través de las redes sociales y la vida cotidiana por lo que aprendí a canalizar mis emociones al estar tan expuesta a las opiniones, como nunca antes.

«Otra de las enseñanzas es que se puede trabajar con alguien sin haber tenido un acercamiento previo, como fue el caso de Tulio Marín –Rolando en Asuntos Pendientes-, así como la importancia de dejarse llevar.

«Actuar bajo presión también es posible y existen cosas en televisión que no se pueden cambiar a diferencia del teatro, por lo que se debe tener calma con eso; por otra parte, a ser más optimista, positiva y a canalizar ciertos sentimientos como el miedo, que siempre estará ahí».

Lily Bergues, en consonancia con su Marina en Asuntos Pendientes, ve en valores como la empatía y la lealtad, la salvación de la humanidad; otro rasgo más que la asemeja a la ficción que desempeña en estos momentos.

En cuanto a compartir cámaras con sus hijos Leo y Leah, asegura que lo más importante es no imponer y respetarse mutuamente, siempre y cuando quede claro la necesidad de hacer las cosas bien y con seriedad; «trabajar es un reto y una diversión, por lo que debemos mantener la armonía». (ALH)

Gabriela Camila Castellanos Mora/CubaSí

Acerca Redacción TV Yumurí

Le puede interesar

Una calle para vislumbrar mil caminos

Como cada verano, desde hace más de una década, llegará la revista televisiva Una calle, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *