El cambio climático podría colapsar un sistema oceánico crucial

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Los investigadores analizaron las temperaturas de la superficie del mar en el Atlántico Norte en un área al sur de Groenlandia durante un período de 150 años entre 1870 y 2020.

Un complejo sistema de corrientes oceánicas conocido como circulación de vuelco meridional del Atlántico (Atlantic Meridional Overturning Circulation, o AMOC, por sus siglas en inglés) podría colapsar hacia mediados de este siglo, o incluso tan pronto como 2025, debido a la emisión de contaminantes que calientan la Tierra.

Un estudio publicado en la revista Nature sugiere que el punto de colapso más probable está entre 2039 y 2070.

Un evento de tal magnitud sería catastrófico para los patrones climáticos globales y “afectaría a cada persona en el planeta”, incluyendo inviernos mucho más extremos y aumentos del nivel del mar en partes de Europa y los Estados Unidos, además de un desplazamiento del monzón en los trópicos.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

La AMOC es una compleja red de corrientes que funciona como una gigantesca cinta transportadora global. Transporta agua cálida desde los trópicos hacia el Atlántico Norte, donde el agua se enfría, se vuelve más salada y se hunde profundamente en el océano antes de extenderse hacia el sur.

Juega un papel crucial en el sistema climático, ayudando a regular los patrones climáticos globales. Además de su papel como un regulador térmico, funcionando como una bomba de calor y un disipador de calor en las altas latitudes, desempeña un papel crucial en el ciclo del carbono de nuestro planeta. Se estima que AMOC secuestra aproximadamente 0,7 petagramos de carbono (PgC) al año, convirtiéndola en el sumidero de carbono más grande del hemisferio norte.

El secuestro de carbono es un proceso natural que permite la absorción y almacenamiento de dióxido de carbono (CO2), un gas de efecto invernadero que contribuye al calentamiento global. Las plantas, los océanos y ciertos tipos de suelo pueden actuar como sumideros de carbono, absorbiendo CO2 de la atmósfera.

Este proceso de secuestro tiene implicaciones significativas para la evolución del calentamiento global causado por la actividad humana. Esencialmente, los sumideros de carbono como la AMOC ayudan a reducir la cantidad de CO2 en la atmósfera y, por lo tanto, desempeñan un papel fundamental en la moderación del calentamiento global.

Sin embargo, la eficacia de la AMOC como sumidero de carbono puede verse amenazada por su debilitamiento. Durante años, los científicos han estado alertando sobre su inestabilidad a medida que la crisis climática se acelera, amenazando con alterar el equilibrio de temperatura y salinidad en el que depende la fuerza de estas corrientes.

A medida que los océanos se calientan y el hielo se derrite, más agua dulce fluye hacia el océano y reduce la densidad del agua, haciéndola menos capaz de hundirse. Cuando las aguas se vuelven demasiado dulces, demasiado cálidas o ambas, la cinta transportadora se detiene.

Esto ya ha ocurrido antes. Hace más de 12.000 años, un rápido deshielo de los glaciares causó que la AMOC se detuviera, provocando enormes fluctuaciones de temperatura en el hemisferio norte de 10 a 15 ºC en una década.

ANTES DE LO ESPERADO

Un informe de 2019 del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas predijo que la AMOC se debilitaría a lo largo de este siglo, pero que su colapso total antes de 2100 era poco probable.

Sin embargo, este nuevo estudio llega a una conclusión mucho más alarmante. Como la AMOC solo se ha estado monitoreando de manera continua desde 2004, los autores del estudio recurrieron a un conjunto de datos mucho más grande y que podría mostrar cómo se comportaban las corrientes en un período sin cambio climático causado por el ser humano.

Así, los investigadores analizaron las temperaturas de la superficie del mar en el Atlántico Norte en un área al sur de Groenlandia durante un período de 150 años entre 1870 y 2020. Esta parte del océano se calienta con el agua transportada hacia el norte desde los trópicos por la AMOC, de modo que, si se enfría, es porque la AMOC se está debilitando. A continuación, se restaron los impactos del calentamiento global causado por el ser humano en la temperatura del agua para comprender cómo estaban cambiando las corrientes.

El informe solicita medidas rápidas y efectivas para reducir a cero la contaminación que calienta el planeta, para disminuir las temperaturas globales y frenar el deshielo en el Ártico. El punto clave de este estudio es que no tenemos mucho tiempo para hacerlo. (ALH)

Tomado de National Geographic

Acerca Redacción TV Yumurí

Le puede interesar

Publican libro cubano sobre Inteligencia Artificial

¡Haz clic para puntuar esta entrada! (Votos: 0 Promedio: 0)Los medios hablan de un ‘boom’ …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *