martes , 1 diciembre 2020

Elecciones EE.UU.: Resultados del último debate

Aunque algunos analistas afirman este viernes en la red de redes que la confrontación entre Donald Trump y Joe Biden, la víspera, ante las cámaras de la televisión mundial, fue más civilizada que la primera, cuando el actual mandatario desbordó su arrogancia y se saltó todas las reglas, pero en realidad su conocida tendencia recurrente a explicarlo todo profiriendo mentiras y acusaciones sin fundamento, volvieron a caracterizar sus intervenciones.

El intento de civilidad por parte del empresario-presidente no fue suficiente para que en ocasiones su temperamento lo traicionara e incurriera en sus tradicionales diatribas, lo que con claridad inclinó la balanza hacia su rival, mucho más coherente y programático, capaz de explicar sus propósitos de gobierno si llega a la Casa Blanca para ejercer el Poder Ejecutivo en una nación que  exhibe hoy la nada envidiable situación social  de país dividido, dramáticamente abocado al caos, sobre todo si perdurasen los desatinos multivalentes de los últimos cuatro años, de los cuales el primer responsable es, sin dudas, el mandatario que aspira a más de lo mismo.

¿Es un juicio parcial? No. Es una conclusión basada en los hechos que están a la vista y que el señor Joe Biden, a sus 77 años de edad, supo exponer sin excederse en apasionamientos.

Ambos  candidatos a la presidencia de Estados Unidos en el período 2021-2024 escenificaron  su último debate en la noche del jueves 22 de octubre, once días antes de la fecha oficial de los comicios, el 3 de noviembre, con la moderación de la periodista de NBC Kristin Welker, en un lapso de poco más de hora y media con reglas especiales para silenciar los micrófonos y evitar que los oradores desbordasen sus dos minutos para responder cada pregunta, algo que Trump no cumplió en el primer debate y que ahora se vio obligado a respetar más, aunque no dejó de intentar el desborde.

La Covid 19, la mayor debilidad del señor presidente activo  

La principal debilidad de Trump fue eficazmente aprovechada por Biden en el debate: La Covid 19, los cerca de 225 mil fallecidos por esa causa en Estados Unidos, la falta de un programa coherente y la ocultación de la gravedad desde el principio de la Pandemia por parte del actual mandatario, temas recurrentes que siguen impactando en la conciencia de los votantes.

Más de 225 mil muertes por la Covid en EEUU., en buena parte por la irresponsabilidad del presidente que aspira a ser reelegido.

Ante la avalancha de hechos, el usufructuario actual de la Casa Blanca solo pudo acudir a comparaciones abstractas, tales como “¿Qué habrían hecho ustedes (los demócratas)?, no habrían hecho nada, yo he sido el mejor, el futuro es luminoso, he hecho aperturas a la economía,  me enfermé y me curé, el coronavirus pasará pronto, tenemos una vacuna que llegará…(¿)” Más tarde, Trump reconoció que su promesa de una vacuna «dentro de semanas» no era una «garantía». Pero dijo que tenía esperanzas de tener una para fin de año.

¿Trump como fiscal de negocios turbios?

Trump intentó desestabilizar a Biden acusándolo de negocios turbios con varias países,  de haberle cobrado a  China, Rusia y Ucrania cuando fue vicepresidente de Obama:. “Su hijo (el de Biden) no tuvo un trabajo en su vida y en cuanto él es vicepresidente lo contratan”, criticó. “Tu hermano hizo millones de dólares, tu otro hermano ganó una fortuna, todo a través de ti, Joe. Y dicen que tú te llevabas una parte. Vives muy bien en casas por todas partes”, dijo, Trump, sin ofrecer detalles, lanzando las acusaciones con intento de desacreditar a su rival, pero éste no se dejó intimidar  y refutó:  “Yo no he recibido un penique de ninguna fuente extranjera en toda mi vida”, dijo, y contratacó:  : “Usted es quien tenía una cuenta bancaria en China [dato publicado hace unos días por The New York Times]. En segundo lugar, yo he entregado todas mis declaraciones de la renta de 22 años y usted no ha entregado ni una sola. ¿Qué estás escondiendo? Rusia le paga a usted mucho, China también le paga mucho a través sus negocios”, añadió Biden, en referencia al grupo hotelero del presidente, gestionado por sus hijos.

En realidad, Trump no tiene respuestas coherentes para esto, apuntan varios analistas internacionales. Sus alegatos se limitan a afirmar, sin mostrar evidencias, que él ha pagado millones de dólares de impuestos y que en realidad ha sido un empresario muy exitoso, eso sí.

   ¿Trump el mayor antirracistas en la historia post Lincoln?

El racismo y las «trumpadas» supremacistas de Trump motivan grandes protestas en las ciudades estadounidenses.

El tema del racismo salió a relucir en las preguntas de la moderadora. Biden citó hechos, declaraciones y afirmaciones de Trump que evidencian su tendencia a incitar la confrontación racial y apañar a los grupos supremacistas blancos. Trump repite una y otra vez que desde Abraham Lincoln él ha sido y sigue siendo el presidente menos racista de Estados Unidos. Pero no basta con que diga eso, habida cuenta las numerosas pruebas contextuales de que ha fomentado divisiones raciales.

Con unos 50 millones de votos emitidos anticipadamente y las encuestas en su contra,  Trum intentó revivir tácticas que le dieron resultados frente a Hillary Clinton en 2016 e intentó presentar a Bidel como el típico politiquero que no hace nada y trató incluso de culparlo del racismo prevaleciente en el país.

  Inmigrantes y niños abandonados en la era “trumpiana”

Uno de los momentos más tensos del debate se dio cuando la moderadora le preguntó al Presidente como planeaba reunificar a los 545 niños y adolescentes separados de sus familias, que no han sido encontradas, como resultado de la política de separación de familias en la frontera con México.

Trump dijo que estos niños habían sido traídos por coyotes, carteles de drogas, y “muchas malas personas,” para usarlos para “entrar al país”. Agregó que su administración está “tratando muy duro” de reunificar a los jóvenes con sus padres pero no dio detalles al respecto.

El drama de los niños migrantes en EE.UU. una tragedia propiciada por las «trumpadas» del presidente.

Biden dijo que los más de 500 niños vinieron con sus padres —no con nadie más.

“[Esta política de separar familias] nos convierte en el hazmerreír y viola todas las nociones de quiénes somos como nación.” dijo Biden. “…Los niños fueron arrancados de sus brazos y separados. Esos niños est Trump desvió la atención, preguntándole a Biden “¿quien había construido las jaulas?”, refiriéndose a las facilidades de cerca de tela metálica que la administración Obama construyó para albergar a menores no acompañados que cruzan la frontera mientras sus casos se procesan, según la Prensa Asociada. Sin embargo, no mencionó que Obama nunca implementó una política de  separación familiar tan severa y absoluta como la que el actual primer ejecutivo estableció apenas llegó a la Casa Blanca.”

Trump quiere, “en un segundo mandato”, resolver el problema de salud

El tema de la salud y la desprotección de millones de ciudadanos estadounidenses fue también abordado en el debate. Trump dijo que quería crear un “programa de salud nuevo y hermoso” (en un segundo mandato) y que quería anular Obamacare. Dijo que protegerá la cobertura de las condiciones pre-existentes. No obstante, no explicó los pormenores de cómo su administración lo haría. Trump dijo a principios de agosto que seguramente revelaría un plan de salud como alternativa al ACA, pero al día de hoy no lo ha publicado.

Biden, por su parte, dijo que si la Corte Suprema declara que el Obamacare es inconstitucional, se encargaría de crear una nueva versión de Obamacare que tenga una opción pública. Aunque dijo que se llamaría “Bidencare”, no explicó cómo lo haría.

El tema se prestaba para dar pie a Trump y su diatriba acusadora de socialista a Biden, adjetivo que en el contexto electoral intenta insuflar temor a las clases medias y altas del país, aunque s n brindar fundamento alguno. Así, acusó al candidato demócrata de querer establecer “medicina socializada’‘, aludiendo a su retórica de que Biden es un “socialista.”

Biden lo negó, diciendo que él apoyaba los seguros médicos privados y había sido él quien le había ganado en las primarias al Senador Bernie Sanders y a otros contrincantes más liberales en las primarias presidenciales demócratas. Agregó también que Trump no tenía forma de proveer cobertura a aquellos con condiciones pre-existentes.

 EN CONTEXTO

Un grupo de 538 electores del llamado Colegio Electoral decide realmente quién será el presidente de Estados Unidos.   En ese contexto, trasciende hechos importantes: Las encuestas presentan a Joe Biden como amplio favorito con más de nueve puntos promedio de ventaja en el voto popular y en la mayoría de los llamados estados pendulares, los que decidirán el voto del colegio electoral, decisivo para obtener las 270 papeletas mínimas para ser electo presidente.

  Las encuestas promedio este viernes 23 de octubre, según el sitio digital RealClearPolitcs, dicen que Joe Biden cuenta con 232 votos electorales y Trump 125.

Los 12 “swing states” son hoy, por orden alfabético: Colorado, Florida, Iowa, Michigan, Minnesota, Nevada, New Hampshire, North Carolina, Ohio, Pennsylvania, Virginia y Wisconsin. En ellos  las elecciones son muy reñidas y  pueden cambiar de bando, como ha sucedido en el pasado. Hoy Biden va delante al menos en 9 de ellos.

 Los estados que más votos electorales tienen son California con 55; Texas con  38, Nueva York y Florida con 29; Pennsylvania, 20; y Ohio, 18.

 

(TVY)(Con monitoreo del debate televisivo de los aspirantes, cables de agencias y archivos del redactor)(23/10/20).

 

 

 

 

 

 

TV Yumurí en Youtube

Acerca Roberto Pérez Betancourt

Licenciado en Periodismo en Universidad de La Habana. Profesor periodismo Universidad Matanzas. Graduado en Administración de empresas. Diplomado en Psicología pedagógica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *