martes , 1 diciembre 2020

Mantiene funciones Empresa de Servicios Comunales de Matanzas

Mantiene funciones Empresa de Servicios Comunales de Matanzas
Pese a la disminución del número de trabajadores de servicios comunales, por presentar algunos de ellos enfermedades de riesgo, el sector realiza esfuerzos para mantener la limpieza de las calles.

Un sector en activo, aun durante la actual situación epidemiológica, resulta el de los servicios comunales, cuyos trabajadores se encuentran expuestos al contacto con el virus Sars Cov 2.

El organismo llevó a cabo la capacitación de todo el personal y el aseguramiento en cuanto a medios de protección como nasobucos, guantes, botas y overol. No obstante, los operarios aún deben aumentar su percepción de riesgo, y emplear todos los utensilios que le facilita la entidad para su protección.

Hasta el momento, dos trabajadores de la provincia han sido confirmados con la COVID-19, y evolucionan de manera estable. Otros quince resultaron sospechosos por ser contactos, pero resultaron negativos.

«La Dirección Provincial de Servicios Comunales, incluyendo a sus trece municipios, cuenta con una plantilla aproximada de 4100 trabajadores. Hoy trabajamos con el 65% de los operarios pues un gran número de ellos tiene mpas de 60 años y padecen enfermedades crónicas de riesgo», refirió Yussef Espinosa Hernández, Subdirector Provincial de Servicios Comunales.

Con la interrupción de un número de barrenderos y operarios, la población debe contribuir con la limpieza de las calles, arrojar desechos sólidos solo en sitios establecidos y depositar la basura en envoltorios.

Mantiene funciones Empresa de Servicios Comunales de Matanzas

La actual contingencia conlleva a un tratamiento diferenciado de los residuos. «Existe el residuo sólido urbano, cuyo destino final es el relleno sanitario. Por otra parte se encuentra el desecho peligroso, el cual recogemos en los centros de aislamiento. A este último se le otorga un tratamiento especial; se coloca en bolsas diferenciadas, y en el vertedero se sitúa un área identificada con trincheras para incinerarlo o enterrarlo», explicó Espinosa Hernández.

La presencia de microvertederos atenta contra la higiene de la ciudad, y favorece la aparición del mosquito Aedes Aegypti, transmisor de enfermedades como el dengue y el zika. Para eliminar estas dolencias y la COVID-19, extremar la higiene es tarea de primer orden.

TV Yumurí en Youtube

Acerca Annia Díaz Báez

Te puede gustar

Béisbol: Matanzas comparte la cima con Granma

Los equipos de béisbol de Matanzas y Granma comparten la cima de la actual etapa …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *