sábado , 28 noviembre 2020
Castillo de Monticelo

Castillo de Monticelo: historias de olvidos y abandonos

Una fortaleza puede resistir el asedio brutal de una batalla. Sus muros soportarán proyectiles y todas las arremetidas posibles, menos las del tiempo. Ese es el peor enemigo a que ninguna estructura viviente se resiste, mucho más cuando viene acompañado de su gran aliado el olvido, ahí llega entonces la estocada mortal.

Y esos enemigos han caído con toda su fuerza devastadora sobre uno de los edificios más hermosos que los hombres hayan construido en la urbe más poética de todas. Nunca alcanzarán las palabras para describir la belleza que cubre al castillo de Monticelo, una obra construida hace más de un siglo y que a pesar de las severas transformaciones sufridas, aún deja ver su magnificencia del pasado.

Cuentan que fue el regalo que un hombre rico hizo a su amada; que en esas áreas cercanas al río Canímar, era tanta la riqueza de sus suelos que el ganado en una jornada producía miles de litros de leches, que en sus potreros corrían los más bellos alazanes, y que los exteriores estaban cubiertos por hermosos jardines, para sumarle más atractivos a tan suntuoso palacete.

Mas pocos hablan ya del castillo de Monticelo, de su esbeltez de antaño solo quedan las torres, y su historia se cubre con leyendas de tesoros enterrados y amores prohibidos, ingredientes que siempre aderezan la existencia humana, pero que no lograron salvar a tan inquietante estructura.

¿Cuál es la verdadera historia que encierra sus paredes? ¿Cómo y por qué se erigió tan colosal edificación en medio de la nada? Son esas, preguntas, a las que habrá que hallar respuestas.

Por lo pronto vale reconocer que el tiempo, secundado por el olvido, lo devasta todo…incluso la más imponente belleza y el más fastuoso de los palacios, como aquel que un día se erigió en la finca de Monticelo, y del que hoy tan solo queda el amago de lo fue.

 

TV Yumurí en Youtube

Acerca Arnaldo Mirabal Hernández

Después de tanto deambular sin rumbo fijo, descubrí que el Periodismo era mi destino, hacia él me encomendé, desde entonces transpiro y exhalo palabras mientras sufro ante la cuartilla en blanco…no hay más bella forma de morir-viviendo....

Un Comentario

  1. Luis Miguel gonzalez

    Si tan sólo pudiera rescatar ese hermoso castillo y considerarlo algo histórico como lo que es se los agradecería porque aquí como ven soy un ciudadano más que vive en él tratando de arreglar y conservar su estatus pero dado a que el señor Historiador de la ciudad Excilio Vento alegó que no está considerado como un sitio histórico resulta difícil conseguir los materiales necesarios para restaurarlo manteniendo su estructura.Quiero agradecer al creador de esta publicación por dar a conocer este sitio que estaba ya olvidado y espero que la misma sirva de base para ayudar a rescatarlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *