lunes , 25 enero 2021
COSAS SOBRE COSAS

COSAS SOBRE COSAS

Bares y comerciantes avispados

Los bares, esos populares establecimientos donde se expenden bebidas alcohólicas, proliferan en inimaginados lugres. Por ejemplo, en un viejo avión Fairchild C–123, de 1954, abandonado por la CIA en el aeropuerto de San José. Ahora es un bar-restaurante y se encuentra en la carretera que va desde el pueblo de Manuel Antonio hasta la entrada al parque, a un kilómetro y medio y a 6km de Quepos, en San José, Costa Rica. En el interior de la estructura o fuselaje del avión el restaurante cuenta con una barra de bar y unas pocas mesas en la que la estructura metálica “pelada” sirve de decoración. Fuera, el restaurante el Avión cuenta con una terraza con espectaculares vistas al pacífico y a la puesta de Sol.

Otro avispado comerciante instaló su bar dentro de un árbol baobab de unos 22 metros de altura y 47 metros de ancho, que requiere de 40 hombres para poder abrazarlo. A este árbol se le calculan unos seis mil años de edad y en él se puede degustar un exquisito coctel. Está en Limpopo, Sudáfrica.

El baobab africano es un árbol de tronco masivo, con forma de botella o irregular y lleno de nudos. Su altura puede oscilar entre los 5 a 30 m y el diámetro del tronco superar los 11 m. La corteza es lisa y la madera fibrosa con poco contenido en agua. Las hojas sólo brotan en la época de las lluvias, en verano en el hemisferio norte y en invierno en el hemisferio sur.

  Pompeya vuelve a hablar,  luego de dos mil años

La noticia reciente de que un equipo de arqueólogos encontró los restos de dos hombres que murieron en la erupción volcánica que en el año 79 destruyó la antigua ciudad romana de Pompeya ha devuelto a la actualidad el suceso tan referenciado en los libros de historia. La web de BBC Mundo nos relata que  funcionarios del sitio arqueológico creen que uno de los cuerpos hallados correspondía,  probablemente, a un hombre de alto estatus y que el otro era su esclavo. «Quizá estaban buscando refugio» de la erupción «cuando fueron barridos», señaló Massimo Ossana, director general.  Recordemos que la erupción del monte Vesubio enterró a Pompeya bajo cenizas, y congeló en el tiempo a la ciudad y a sus habitantes, lo que los convierte en un verdadero tesoro para los arqueólogos.

Los expertos estiman que el hombre rico tenía entre 30 y 40 años de edad.

Rastros de un manto de lana fueron hallados cerca de su cuello. El otro hombre tendría entre 18 y 23 años de edad y, según los arqueólogos, el hecho de que tuviera una vértebra partida es indicativo de que se trataba de un esclavo que realizaba trabajo manual.

«Murieron por un shock térmico, algo que se puede ver también por el hecho de que tienen las manos y los pies contraídos», dijo Ossana a la prensa.

Aseguró que este hallazgo constituye «un testimonio increíble y extraordinario» de lo que sucedió la mañana cuando se produjo la erupción.

Aunque las obras de excavación continúan en el sitio arqueológico, ubicado cerca de Nápoles, el acceso a los turistas se encuentra restringido en estos momentos debido a la pandemia del coronavirus.

Dos pegaditas

La bandera de Nepal es la única que no tiene forma rectangular. Los dos triángulos que la forman simbolizan las montañas de ese país y las dos principales religiones: el budismo y el hinduismo, y de paso sepa que Irlanda es el país del mundo dónde más alcohol se consume.

 

 

Les presento al Topo, incansable cavador

En el mundo animal encontramos siempre curiosidades sorprendentes, como las habilidades del topo, mamífero de hábitos subterráneos, cuyas patas, cortas y fuertes, están provistas de fuertes y grandes uñas que utilizan para escarbar galerías, las cuales pueden alcanzar hasta 150 cm de longitud en solo una noche. Los topos excavadores han desarrollado una serie de especializaciones evolutivas para su vida subterránea.

Carecen de pabellón auditivo externo. Confían principalmente en su sentido del tacto y poseen vibrisas en cara, extremidades y cola. Su hocico flexible es especialmente sensible. Su cuerpo es fusiforme, más típico de animales acuáticos. Sus ojos son diminutos y en ocasiones están cubiertos de piel, hecho del que sirvió Darwin en su teoría de la selección natural alegando que los topos no necesitan el sentido de la vista en los ambientes subterráneos y que mantenerla suponía un exceso de energía inútil. La dieta principal de los topos son las lombrices, aunque también se alimentan de otros invertebrados o incluso pequeños ratones que atrapan en la entrada de su madriguera. La saliva de los topos contiene toxinas capaces de paralizar a las lombrices por lo que son capaces de almacenar a sus presas vivas para consumirlas posteriormente. Construyen despensas especializadas para este propósito. Antes de comérselas, los topos las exprimen entre sus patas para extraer la tierra que hayan podido ingerir. 

¿Silbar en Rusia?

Acabo de saber que en Rusia silbar en un sitio cerrado es sinónimo de tener mala suerte en los temas financieros. Según la tradición, si silbas en un
lugar cerrado todos aquellos que estén a tu alrededor pasarán dificultades
económicas.

Reflexión con intención

Y en el cierre les brindo esta reflexión con intención, de autor anónimo: Cuando la vida te presente razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reír.

(TVY)(RPB)(Con informaciones de sitios web especializados y archivos del redactor)(23/11/20).

 

TV Yumurí en Youtube

Acerca Roberto Pérez Betancourt

Licenciado en Periodismo en Universidad de La Habana. Profesor periodismo Universidad Matanzas. Graduado en Administración de empresas. Diplomado en Psicología pedagógica

Un Comentario

  1. Siempre interesantes las «cosas» del profe Roberto Pérez Betancourt !!! Entretenido e intructivo trabajo. Gracias, profe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *